España

Un antisistema mata a un simpatizante de Falange tras una riña en un bar

El presunto agresor de 33 años le habría recriminado llevar unos tirantes con la bandera de España. Hace unos años el mismo agresor fue acusado por haber dejado en estado vegetativo a un agente 

Hospital Clínico Universitario de Zaragoza
Hospital Clínico Universitario de Zaragoza Europa Press

Un hombre de 53 años, Víctor López, ha muerto este miércoles en el Hospital Clínico de Zaragoza debido a las lesiones sufridas en la madrugada del pasado día 8, tras ser agredido por otro hombre de 33 años que supuestamente le había recriminado llevar unos tirantes con la bandera de España.

El presunto agresor se encuentra detenido y al parecer está vinculado a movimientos antisistema.

Fuentes del Cuerpo Nacional de Policía han informado de que el suceso se produjo en la zona de copas de la calle Heroísmo, de la capital aragonesa, en uno de sus bares.

Tal y como apunta la Policía, la investigación continúa abierta, pues el presunto agresor detenido ayer, al que se le acusa de un delito de homicidio y cuyo nombre es Rodrigo Andrés Lanza Huidobro, supuestamente le había recriminado en el citado bar que llevara unos tirantes con la bandera de España.

Asimismo, todavía no se ha podido identificar a las tres personas que acompañaban al presunto autor material de los hechos, puesto que se ausentaron del lugar.

La investigación también está a la espera del resultado de la autopsia para saber con qué fuegolpeada la víctima, ya que el presunto autor ha declarado que fue un único puñetazo en el bar, aunque la policía trata de averiguar si lo hizo con algún objeto.

Víctor López, simpatizante de Falange Española, ha muerto este miércoles en Zaragoza a causa de muerte cerebral, han confirmado fuentes del Gobierno de Aragón.

Según ha precisado Falange en un comunicado, el asesinato obedece a motivos de "discriminación y persecución ideológica". Esta organización ha anunciado que presentará una acusación popular en los juzgados por tal motivo.

Antecedentes

El hombre acusado de un delito de homicidio fue condenado a cinco años de cárcel por arrojar una piedra a un agente durante un desalojo okupa en Barcelona en 2006, según ha podido saber Efe de fuentes conocedoras de la investigación.

Los sucesos por los que fue condenado tuvieron lugar durante una pelea tras una fiesta okupa. Entonces, el detenido ahora en Zaragoza, de nacionalidad chilena, arrojó una piedra que dejó al agente en estado vegetativo.

Por ello fue condenado por el Tribunal Supremo a cinco años de prisión. El joven fue puesto en libertad tras haber cumplido dos años de prisión por un delito del que se declaró inocente.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba