La ruptura del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Jaén, con tres de los cuatros ediles que se han ido a los no adscritos, obliga al alcalde socialista, Julio Millán, y a la formación naranja a depender a partir de ahora del apoyo de los dos ediles de Podemos para gobernar con mayoría absoluta.

De esta forma, Jaén se convierte en la segunda capital de provincia -tras la de Murcia- en la que socialistas y naranjas tienen que recurrir al apoyo externo de Podemos para sustentar su pacto de gobierno. Además, a la inestabilidad política en el Ayuntamiento de Granada, tras la ruptura entre PP y Cs, se une ahora la dificultad de PSOE y Ciudadanos para seguir gobernando Jaén.

La crisis política en esta última ciudad se inició el lunes por la mañana con una votación interna dentro del grupo municipal de Ciudadanos, en la que tres de los cuatros ediles decidieron romper con el PSOE. Solo la actual concejal de Hacienda, María Orozco, decidió seguir en el gobierno local.

Los tres ediles suscribieron un comunicado como grupo municipal para anunciar la ruptura del acuerdo de gobierno. Dicho comunicado fue desautorizado por la dirección provincial de Cs, que advirtió de que aplicará el régimen disciplinario a los tres concejales por tomar la decisión "sin autorización del partido".

"Tres concejales del grupo municipal de Ciudadanos han roto con el gobierno, pero no todos. Tres y tres no es el grupo", subrayó en alusión a la portavoz, María Cantos, junto a Francisco Díaz y Miguel Castro. Por su parte, la cuarta edil, la citada Orozco, se mantuvo fiel a la posición fijada por las direcciones nacional, regional y provincial de Cs y logró, de esta forma, que el alcalde socialista se quedase en minoría.

Composición aritmética en Jaén

Desde las elecciones municipales, la composición municipal en el Ayuntamiento de Jaén se ha alterado. El PSOE cuenta con 11 concejales y por detrás se encuentran PP (8), Ciudadanos (4), Podemos (2) y Vox (2). La mayoría absoluta está en los 14 ediles. Sin embargo, Vox ha pasado de dos a un concejal tras expulsar a la que fuera su portavoz, Salud Anguita, la cual ha recurrido esta decisión y se encuentra de baja médica desde el pasado mes de enero.

La situación personal de Anguita y el hecho de que Orozco (Cs) siga fiel al pacto con el PSOE hace inviable una moción de censura en contra del alcalde socialista. La suma aritmética de la mayoría absoluta pasa ahora por los 11 ediles del PSOE, la única concejal que le queda a Ciudadanos y los dos representantes de Podemos.

En un breve comunicado, los tres concejales 'díscolos' de Cs argumentaron su decisión aludiendo a varios motivos, entre ellos, los indultos a los presos catalanes por el 'procés'. Asimismo, apuntaron a "la indefinición" del PSOE "frente al agravio tan indigno que el Gobierno de la nación" hizo con Jaén en la concesión a Córdoba del denominado plan Colce cuando "el propio alcalde dijo públicamente que desde el Ministerio se le había asegurado que era para Jaén".

Uno de los argumentos de los tres ediles de Ciudadanos para romper fueron los indultos concedidos por el Gobierno a los políticos presos catalanes del 1-O

Otro de los motivos de la ruptura esgrimidos son las declaraciones del alcalde del PSOE en una radio sobre los fondos ITI comprometidos con la ciudad de Jaén cuando, a juicio de estos tres ediles del Cs, "tiene que exigir su cumplimiento al Gobierno central, pero que sí lo hizo con la parte que le correspondía a la Junta de Andalucía".

También aludieron a "las continuas injerencias en las competencias de las áreas de los concejales de Cs, impidiendo su normal desarrollo" y, por último, justificaron la ruptura por "la decisión del Gobierno de España de conceder los indultos a los políticos presos catalanes por su actuación en el 1 de octubre".

"La ciudad de Jaén no nos perdonaría tener como socio a un partido que utiliza la ley a su antojo, sólo por seguir gobernando, cuando ellos mismos, hace apenas un año, aseguraban que jamás concederían indultos a los políticos golpistas que pusieron en jaque a todo nuestro país", dijeron en el comunicado antes de añadir que no pueden "ser cómplices ni de los indultos a los golpistas, ni del abandono a Jaén por parte del PSOE".