El Ministerio del Interior estudia si los protocolos y equipos encargados de dar seguridad a las figuras políticas amenazas en las últimas jornadas son los adecuados a tenor de los acontecimientos. Se trata de Fernando Grande-Marlaska, titular de este departamento, del exvicepresidente segundo y candidato a las elecciones de Madrid, Pablo Iglesias, y de la directora de la Guardia Civil, María Gámez. También de la ministra Reyes Maroto, que este mismo lunes ha recibido un sobre con una navaja aparentemente ensangrentada.

El propio Marlaska ha detallado en una entrevista en La Sexta el protocolo que sigue su Ministerio tras acontecimientos de estas características: “Se está reevaluando la seguridad de las personas que hemos sido amenazadas”: “La Secretaría de Estado [de Seguridad] hace una nueva evaluación consecuencia de ese nuevo hecho”. En base a las conclusiones de esa evaluación “se dirimirá si se refuerza o no” la seguridad de todos ellos.

“Todos los servicios tienen que mejorar para garantizar la seguridad”. Y añade que la investigación es “compleja” porque hay que tener en cuenta multitud de factores; desde el recorrido de las misivas hasta las posibles pruebas intrínsecas, como restos de ADN o huellas.

Las cuatro cartas con amenazas

Este protocolo de investigación se aplica de forma idéntica a las tres cartas que recibieron el propio Marlaska como la directora de la Guardia Civil, María Gámez, y Pablo Iglesias. A esas tres misivas hay que sumar la que ha recibido este lunes la ministra de Maroto, incluida en el equipo más cercano de Ángel Gabilondo en la candidatura del PSOE a las próximas elecciones de la Comunidad de Madrid.

En concreto, Maroto ha recibido en su Ministerio un sobre con una navaja “aparentemente ensangrentada”, señalan fuentes de Interior a ‘Vozpópuli’. Desde Industria se señala que el arma blanca estaba oculta bajo un DVD para dificultar las labores de los escáneres.

A tenor de todos estos acontecimientos, Interior ya estudia si la seguridad de los cuatro amenazados requiere algún tipo de refuerzo o si, por el contrario, basta con el actual dispositivo desplegado.