Investigación

Un asturmexicano, la presunta conexión de dos expresidentes con la corrupción

La denuncia de un empresario destapa una organización criminal encabezada por Juan Collado, hijo de un indiano de Llanes, que según este relato habría el lavado dinero negro de Enrique Peña Nieto y Carlos Salinas de Gortari

El expresidente de México Enrique Peña Nieto.
El expresidente de México Enrique Peña Nieto. GTres

El 2 de agosto de 2018 fallecía a los 78 años en México DF José Ramón Collado Amieva. Asturiano de Llanes, municipio del oriente de esta Comunidad a la sombra de los Picos de Europa, este empresario era conocido en la pequeña localidad de Cardoso con el apodo de Ramonínel del Zape.

Al igual que otros muchos habitante del Oriente asturiano, Ramonín había emigrado a la edad de 18 años a México con la intención de hacer fortuna, y volver a su tierra como un indiano. Es decir, un retornado con dinero. Y lo consiguió en el mundo del Derecho y de las finanzas, que le sirvieron para escalar en las opacas clases sociales mexicanas.

El 9 de julio

Yadhira Carrillo, la nuera de Ramonín, tal y como refleja La Nueva España, es una popular actriz mexicana que forma parte de la familia del indiano que dejó ocho hijos, dieciocho nietos y cuatro biznietos. Está casada con el abogado Juan Collado, que el pasado 9 de julio -tan solo un año después de que acudiera a Asturias al entierro de su padre- fue detenido por orden de la Fiscalía General de la República (FGR) en un restaurante de las Lomas de Chapultepec.

Según la orden de detención de Collado, a la que ha tenido acceso este periódico, este empresario es sospechoso de vínculos con la delincuencia organizada

Collado había heredado, junto a sus hermanos, las empresas de su padre. Y con el paso de los años, había logrado acceder a una clientela de postín. Primero Raúl Salinas de Gortari, hermano del expresidente mexicano Carlos Salinas de Gortari, acusado de asesinato; y después al también expresidente Enrique Peña Nieto, a quien representó en su divorcio con Angélica Rivera.

Pero los vínculos de este abogado de origen español con la corrupción y con ambos expresidentes mexicanos, según la información recabada por Vozpópuli, va más allá. Según la orden de detención de Collado, a la que ha tenido acceso este periódico, este empresario es sospechoso de vínculos con la delincuencia organizada.

Peña Nieto

En concreto, Collado era el máximo responsable de la sociedad Libertad de Servicios Financieros SA. Y según la denuncia del empresario Sergio Bustamante Figueroa, esta firma habría elaborado supuestos "contratos privados que acreditaban la participación accionaria (propiedad disfrazada) de varias personas", entre ellas los expresidentes mexicanos Enrique Peña Nieto y Carlos Salinas de Gortari.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto
El presidente de México, Enrique Peña Nieto Europa Press

Esta sociedad encabezada por Collado presuntamente se encargaba de lavar dinero de sus clientes, quienes acabarían disponiendo de estas importantes sumas fuera de México, sobre todo en España.

"Libertad de Servicios Financieros SA es una institución financiera que, al amparo de la oscuridad de las leyes financieras del país, realiza actividades ilícitas como blanqueo y/o lavado de dinero, negocios cuyos beneficiarios son los dueños o administradores, créditos amañados, sueldos desproporcionados y toda la gama de delitos financieros que se ocurran", indica el denunciante Sergio Bustamante Figueroa, que aporta los nombres de los dueños de la empresa. En concreto, menciona a Carlos Salinas de Gortari, Enrique Peña Nieto, Francisco Domínguez Servie y Mauricio Kuri González.

Un "intocable"

La prestigioso revista mexicana Proceso asegura que, hasta su arresto, Juan Collado era un "intocable" en México y un habitual de las revistas del corazón, especialmente en los últimos años por sus matrimonios con dos actrices conocidas en el país azteca, una de ellas su actual esposa, Yadhira Carrillo.

La mencionada publicación explica que el 25 de junio -14 días antes de ser arrestado-, Juan Collado, junto al expresidente mexicano Enrique Peña Nieto, la novia de éste, Tania Ruiz, y otros cinco políticos más, cogieron en Toluca (México) un avión privado rumbo, primero a Miami, y después a Madrid. "A México regresó Collado el viernes 5 de julio, ya solo, en un vuelo comercial de la aerolínea española Iberia", completa Proceso.

Collado no lo sabía, pero ya estaba señalado. Ese mismo 5 de julio la agente del Ministerio Público federal Gloria Minerva Sánchez Dávila solicitó la orden de detención contra el empresario asturmexicano y cuatro personas más, por los presuntos delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Cuatro escoltas

El juez emitió la orden de captura contra Collado y los agentes de la Policía Federal Ministerial iniciaron su búsqueda y localización. Primero reconocieron las tres propiedades de Collado, dos viviendas en la colonia Jardines del Pedregal y su oficina en la colonia Del Valle.

Collado solía trasladarse en una camioneta Cadillac, resguardado por cuatro escoltas con armas cortas. Y el martes 9 de julio, día de su detención, salió de su casa a las 11:30 de la mañana para realizar un largo recorrido por Paseo de la Reforma y Polanco. Poco antes de las tres de la tarde entró al restaurante Morton's, en las Lomas de Chapultepec. Llegó solo. Afuera lo esperaron sus escoltas.

Triunfo histórico del PRI en México tras 12 años de Gobierno de derechas
Triunfo histórico del PRI en México tras 12 años de Gobierno de derechas

Los nueve agentes esperaron discretamente a que el abogado saliera del restaurante. Alrededor de las 16:30 horas Collado salió del Morton's acompañado por el líder del sindicato de Pemex, Carlos Romero Deschamps, y dos hombres más. Ahí lo arrestaron; los escoltas no podían hacer nada.

"Falsas imputaciones"

Aunque hasta ahora ninguno de los dos expresidentes mexicanos está involucrado, la denuncia que ha acabado con Collado en la cárcel también apunta hacia ellos. De momento, Peña Nieto ha rechazado "las falsas imputaciones" en su contra.

"No es la primera vez que se pretende inculparme de mala fe y sin fundamento alguno. Por supuesto, mienten", concluye Peña Nieto en un tuit. En otro mensaje, el expresidente mexicano rechazaba haber abandonado México: "Ante las versiones que circulan sobre mi país de residencia, aclaro: es absolutamente falso que yo haya comprado o rentado una propiedad en Madrid. Mi familia y yo vivimos en México. No tengo contemplado mudarme a España ni a ningún otro país".

Sin embargo, Juan Collado permanece en prisión provisional. Y en Asturias esta detención ha causado revuelo, habida cuenta de que apenas un año antes la familia Collado había despedido al patriarca, al que ya se consideraba como el sucesor del empresario Íñigo Noriega Lasso, quien a mediados del siglo XIX hizo una inmensa fortuna gracias a las concesiones otorgadas por el dictador Porfirio Díaz.

Un siglo y medio después, Juan Collado ha sufrido un parecido descenso a los infiernos que el protagonizado casi dos siglos antes por Íñigo Noriega Lasso, quien tuvo que refugiarse en Estados Unidos después de que el presidente Venustiano Carranza decretara el embargo de todas sus propiedades.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba