El sumario, al detalle

Kradonara y Telefónica firmaron un contrato 'simulado' para canalizar los pagos que recibía Rato

La operación fue descubierta por los peritos de la Agencia Tributaria a raíz de la documentación intervenida en el desapcho del asesor fiscal de Rodrigo Rato, Domingo Plaza. Hacienda sostiene que con el contrato entre Kradonara y Telefónica "se oculta a la persona física (Rodrigo Rato) a través de una sociedad interpuesta y opaca que la administra su presunto testaferro (Domingo Plazas) para simular que es esta sociedad quien presta los servicios a Telefónica S.A".

Rodrigo Rato el pasado viernes en Plaza Castilla.
Rodrigo Rato el pasado viernes en Plaza Castilla. EFE

El informe remitido por la Oficina Antifraude de la Agencia Tributaria (ONIF) el pasado 14 de diciembre al titular del Juzgado de Instrucción Número 31 de Madrid, Antonio Serrano Arnal, no deja lugar a dudas: Rato era consciente de que podía cometer un delito contra la Hacienda Pública si sus trabajos de asesoría a Telefónica, canalizados a través de la mercantil Kradonara S.L, no eran declarados al fisco ni a través de su IRPF ni tampoco a través del Impuesto de Sociedades de la citada empresa pantalla.

En dicho informe incorporado al sumario del caso Rato, al que ha tenido acceso Vozpópuli, se analiza la documentación que fue incautada en los registros llevados a cabo el pasado mes de abril en el despacho del asesor fiscal de Rato y presunto testaferro, Domingo Plazas, en San Roque (Cádiz) y se detalla cómo la sociedad Kradonara fue utilizada por parte de Rodrigo Rato para facturar sus trabajos de asesoría en Telefónica.

Por el contrato con Kradonara el juez ha imputado en el caso a Ramiro Sánchez de Lerín, secretario general y del consejo de administración de Telefónica 

Dicha mercantil es el epicentro del entramado societario montado en torno al expresidente de Bankia: una sociedad con accionariado no identificado cuya única actividad durante años ha sido obtener la plusvalía inmobiliaria de un solar en Sotogrande y adquirir algún fondo de inversión. Además, los investigadores sitúan a Kradonara como la sociedad utilizada por el exgerente del Fondo Monetario Internacional para traer a España fondos del extranjero, en concreto, 6,5 millones de euros desde Reino Unido, Gibraltar y Luxemburgo de los cuales gran parte fueron destinados a una inversión en un hotel en Berlín, del que era propietario al 50 por ciento Rato.

La nitidez y minuciosidad con la que los peritos de la Agencia Tributaria describen la operación irregular entre Kradonara- Telefónica- Rato llevó al instructor Serrano Arnal a acordar la imputación de Ramiro Sánchez de Lerín, secretario general y del consejo de administración de Telefónica, que fue interrogado el pasado viernes en los juzgados de Madrid. Según detallan en el documento los expertos fiscales de la AEAT en dicha operación "no se trata de prestar servicios profesionales (consultoría y asesoramiento a Telefónica S.A) por una persona física a través de una sociedad sino que se oculta a la persona física (Rodrigo Rato) a través de una sociedad interpuesta y opaca (Kradonara) que la administra su presunto testaferro (Domingo Plazas) para simular que es esta sociedad quien presta los servicios a Telefónica S.A y no tributar así por las rentas obtenidas de Telefónica ni en el IRPF de Rodrigo Rato ni en el Impuesto de Sociedades de Kradonara 2001 S.L".

Rato no aparece en el contrato

Rodrigo Rato por su trabajo como asesor de Telefónica –era miembro del Consejo de Asesores de Europa y Latinoamerica de Telefónica S.A- percibió en el año 2013 un total de 240.000 euros y en 2014 una cifra de 180.000 euros. La Agencia Tributaria ha detectado que el 2 de enero de 2013 se firmó un 'Contrato de colaboración de servicios profesionales'entre Kradonara –en representación de la sociedad actuó Domingo Plazas– y Telefónica –que estuvo representada por Sánchez Lerín–. A lo largo del contrato Rato no aparece y Kradonara figura como la "consultora" de Telefónica.

En el mismo, se sostiene que la mercantil Kradronara "está en condiciones de prestar, como consultor, el asesoramiento necesario que implica tener un amplio y reconocido conocimiento sobre el entorno político, jurídico, regulatorio, económico, social e internacional" a Telefónica. Sin embargo, a la ONIF no le consta que Kradonara tributara en el ejercicio de 2013 por ningún trabajo de asesoría estratégica y tecnológica con ninguna empresa, tampoco con la compañía de César Alierta.

A Hacienda no le consta que Kradonara tributara en el ejercicio de 2013 por ningún trabajo de asesoría estratégica y tecnológica con ninguna empresa tampoco con Telefónica

Sobre dicha simulación contractual, el Servicio de Vigilancia Aduanera se incautó en abril de 2015 en el despacho Plaza Abogados de un correo electrónico enviado por un trabajador del bufete, Fernando Sedano, y una empleada de Rato, Mar Prado, donde el primero de ellos mostraba su preocupación ante el hecho de que la Agencia Tributaria pudiese descubrir "dicha simulación".

En su informe, la Oficina Antifraude de Hacienda solicitó al juez de Plaza de Castilla que citara a declarar al secretario general y del consejo de administración de Telefónica, Ramiro Sánchez de Lerín, para preguntarle por los extremos del contrato cerrado entre Kradonara y su compañía. El magistrado Antonio Serrano Arnal interrogó el pasado viernes en calidad de imputado a Sánchez Lerín. Durante el interrogatorio el instructor le preguntó quién había ordenado que se firmase el contrato entre Telefónica y la sociedad pantalla vinculada a Rato y por qué éste no aparecía en el mismo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba