España

C's obliga al PSOE a no abrir diálogo con Podemos sobre el referéndum catalán

La reunión entre socialistas y naranjas ha confirmado consensos en temas de corrupción. Sin embargo, en otros aspectos, como el de asegurar la "no partición de la soberanía nacional", aún deben seguir trabajando. C's ha pedido incluir en el futuro "documento de gobierno" la cláusula anti-consulta que aprobó el Comité Federal del PSOE el 28 de diciembre. Pese al optimismo de Hernando, fuentes presentes en la reunión señalan que los socialistas se han negado a aceptar ya tal solicitud con el argumento de que hoy no tocaba profundizar en esta cuestión.

Imagen de la reunión de los dos equipos negociadores.
Imagen de la reunión de los dos equipos negociadores. Twitter/@CiudadanosCs

PSOE y Ciudadanos se han vuelto a reunir este miércoles en el marco de las negociaciones de cara a la investidura y se ha confirmado que andan muy cerca de cerrar un "documento de gobierno", como empezó a circular en la noche de ayer. Sin embargo, desde las filas de Ciudadanos aseguran que todavía deben salvar "algunas diferencias" para alcanzar ese acuerdo global. "Se está llegando a puntos de encuentro, pero hay que seguir trabajando", ha dicho el vicesecretario de C's, José Manuel Villegas. Uno de esos principales escollos es el compromiso de garantizar "la unidad de los españoles, la no partición de la soberanía nacional y el rechazo a un referéndum independentista" en Cataluña.

Para ello, la formación naranja, tal y como había anticipado Albert Rivera, ha incluido en las negociaciones un aspecto esencial: ha pedido al equipo negociador de Pedro Sánchez, candidato a la investidura, que incluya en ese "documento de gobierno" la exigencia que fijó la resolución del Comité Federal del PSOE del pasado 28 de diciembre. En concreto, según han revelado fuentes de C's, han pedido insertar el siguiente texto: "Rechacemos, de manera tajante, cualquier planteamiento que conduzca a romper con nuestro ordenamiento constitucional y que amenace así la convivencia lograda por los españoles durante estos últimos 37 años. La autodeterminación, el separatismo y las consultas que buscan el enfrentamiento sólo traerán mayor fractura a una sociedad ya de por sí dividida. Son innegociables".

Según ha manifestado Villegas, C's ha optado por incluir este texto porque "nos parece más que suficiente para cubrir lo que queremos y además evitamos el debate al ser un texto redactado por el propio PSOE". El portavoz naranja ha señalado que todavía no hay acuerdo al respecto dado que han realizado esta incorporación hoy. "Lo están estudiando, pero creo que no habrá dificultades para que lo acepten porque hemos introducido la resolución del último Comité Federal", ha indicado Villegas sobre la reacción socialista.

Hernando dice estar "convencido de que vamos a llegar a un acuerdo con Ciudadanos"

En la rueda de prensa posterior, el portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, ha considerado que este movimiento de Ciudadanos "está hecho para facilitar las cosas" y ha recalcado que el texto refleja "la posición tradicional del PSOE". "Aquí no hemos cambiado", ha subrayado Hernando.

Sin embargo, pese al optimismo del dirigente socialista, la cláusula incluida por el partido naranja complica al equipo negociador del PSOE su entendimiento con Podemos, ya que la formación morada y sus alianzas consideran "imprescindible" abordar el "derecho a decidir" y la celebración de una consulta soberanista. De hecho, según han relatado a Vozpópuli fuentes presentes en la reunión, los socialistas se han negado a aceptar ya la solicitud de C's sobre el veto al referéndum con el argumento de que hoy no tocaba profundizar en esta cuestión. Por ello, C's insiste en que aquí todavía no hay visos de acuerdo.

Asimismo, Hernando, que ha dicho estar "convencido de que vamos a llegar a un acuerdo con Ciudadanos", ha señalado que "seguimos avanzado con el resto de formaciones, ya que nuestro objetivo es el de sumar el mayor número de votos a favor en la investidura". Preguntado sobre si espera que C's pueda convertir su abstención en un voto favorable, ha contestado que el PSOE trabaja para que así sea "cuando alcancemos el acuerdo".

"El avance de las negociaciones no puede ser el mismo si Sánchez pacto con C's o con Podemos", sostiene José Manuel Villegas

Por su parte, el portavoz de C's, José Manuel Villegas, había apuntado con anterioridad que "el avance de las negociaciones no puede ser el mismo si Sánchez pacto con Ciudadanos o con Podemos". "No espero que Sánchez haga una declaración expresa de su opción, sino que siga negociando en la misma línea en que lo está haciendo hasta ahora con Ciudadanos", había insistido. Al mismo tiempo, había criticado que Pablo Iglesias propugne una "politización de los órganos constitucionales y organismos reguladores".

El equipo de Pedro Sánchez y el de Albert Rivera volverán a reunirse el próximo viernes y continuarán con las negociaciones en contactos discretos durante estos días y el fin de semana. Según C's, como muy tarde esperan haber alcanzado un acuerdo global el próximo martes. Ambos partidos no ven ningún punto insalvable, aunque desde el partido naranja mantienen que hay cuestiones "sensibles" que podrían desbaratar el acuerdo. En caso de conseguirlo, la organización de Rivera sostiene que activará la "segunda fase" de su plan: intentar que el PP se sume a esas políticas comunes.

Además de la cuestión soberanista, PSOE y C's todavía tienen que buscar un consenso en el apoyo a los autónomos (el partido de Rivera pide que no paguen la cuota los que cobren por debajo del salario mínimo), en educación, en el mercado laboral ("no nos gusta la reforma laboral de Rajoy ni de Zapatero", ha dicho Villegas), en el "pinchazo de la burbuja política" (C's quiere acabar con los chiringuitos políticos, las diputaciones y el Senado) y en materia fiscal. Sobre esto último, Ciudadanos mantiene que "no vamos a aceptar que sigan subiendo los impuestos a la clase media y trabajadora, porque son injustos y asfixian a la economía".

Plan de lucha contra la corrupción

En cambio, en el campo donde ambos partidos más han avanzado es el de la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción. Han acordado un nuevo modelo de elección de los órganos constitucionales y los organismos reguladores para que "los partidos saquen sus zarpas" y quede clara su "descolonización". Estarán compuestos, han indicado, por personas que acrediten independencia y profesionalidad. También han pactado que no haya ningún imputado por corrupción en listas electorales o cargos públicos. "Si el imputado no atiende la petición de dimisión, será expulsado", han explicado. También se comprometen a fijar la "suspensión de cargos electos cuando sean citados en juicio oral hasta que se resuelva el conflicto" y a "limitar los aforamientos de diputados y senadores únicamente a sus funciones políticas". Además, quieren prohibir  la concesión de indultos por delitos de corrupción, contra los derechos humanos o violencia contra la mujer.

Igualmente, PSOE y C's han coincidido en la transformación del modelo productivo: necesidad de aumentar la inversión en investigación y desarrollo, eliminar trabas para la creación de empresas, y facilitar la llegada de la tecnología las pymes. Están dispuestos también a una reforma de la ley de segundad oportunidad que garantice la de inembargabilidad de la viviendas de personas que estén en riesgo de exclusión y un plan de rescate para las personas que sean desahuciadas. Abogan, además, por avanzar en la protección de la salud como derecho fundamental, algo que estaría enmarcado en una reforma de la Constitución, pero sobre lo que quieren ya adquirir el compromiso. También plantean que se reconozca suficiencia económica a la hora de legislar sobre políticas sociales. Un pacto de Estado de lucha contra la violencia de género, intrafamiliar y contra la infancia, combatiendo el bullying escolar, cierra el capítulo de puntos en común hasta ahora.

Contra el "capitalismo de amiguetes"

El nuevo modelo de elección de los miembros del Tribunal Constitucional, del CGPJ, el Tribunal de Cuentas, el Defensor del Pueblo o la CNMV se hará mediante una oferta pública, a la que no podrá concurrir quien haya sido cargo público o electo en los dos últimos años. Un comité asesor evaluará a los candidatos, los cinco grupos con más diputados propondrán cada uno a diez personas como posibles componentes y por insaculación se elegirán a diez, que se encargarán de hacer un informe de los candidatos. Pasarán por las Comisiones Parlamentarias y después habrá votación plenaria por mayoría reforzada según cada órgano.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba