Elecciones 10-N La subida del PP facilita la renovación del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional

Fuentes judiciales destacan que el bipartidismo tradicional ha remontado, por lo que, pese a la subida de Vox, la formación de Casado y el PSOE solo necesitan el apoyo de dos diputados para desbloquear los nombramientos

El Presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes.
El Presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes. EFE

El ascenso del Partido Popular en las elecciones del pasado domingo, que pasa de 66 a 88 escaños, y el correspondiente refuerzo del denominado bipartidismo tradicional, facilitarán la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), según afirman fuentes judiciales a Vozpópuli, que destacan que la formación de Pablo Casado y el PSOE suman 208 diputados, a solo dos de los 210, la cifra necesaria para elegir a cuatro nuevos magistrados del Tribunal Constitucional y a los vocales del gobierno de los jueces (CGPJ).

En los comicios de abril, PSOE y PP registraron su marca más baja de la reciente historia democrática tras la irrupción de Podemos y Ciudadanos en las generales de 2015, primero, y la incursión de Vox en los comicios de hace seis meses. En esos resultados el PP sufrió un importante descalabro, al pasar de 137 a 66 diputados, dejándose por el camino más de 3,5 millones de apoyos y un 16,32% de votos. Y los socialistas llegaron a 123, por lo que el bipartidismo bajó hasta los 189 escaños.

Pero tras las elecciones del 10-N, el PSOE (120) y el PP (88), que tienen en conjunto 18 diputados más, ya no necesitan el apoyo de un partido que tenga una importante representación en el Congreso, como por ejemplo Vox o Podemos, para renovar estos órganos constitucionales. Por ejemplo, solo con Más País-Equo, de Íñigo Errejón (tres diputados con Compromís) o con el PNV (siete escaños), el bipartidismo superaría de nuevo los 210 diputados.

Sin líneas rojas

Sin embargo, fuentes de Podemos han asegurado a este diario que tal y como ocurrió tras las últimas elecciones, la formación liderada por Pablo Iglesias no bloqueará la renovación del Poder Judicial o de los magistrados del Tribunal Constitucional. Por ello, Podemos no planteará ninguna línea roja que excluya del acuerdo para renovar los órganos constitucionales a cualquier otra formación política, a excepción de Vox.

Podemos no bloqueará la renovación del Poder Judicial o el nombramiento de cuatro magistrados del Tribunal Constitucional

Fuentes judiciales explican a este diario que el refuerzo del bipartidismo y el compromiso de Podemos con la renovación de los órganos de la democracia, permiten excluir a Vox del reparto de puestos en el Poder Judicial. Y justifican este "cordón sanitario" por el carácter contrario del partido de Santiago Abascal a los preceptos constitucionales.

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, se saludan.
El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, se saludan. EFE

Este cordón sanitario, explican las citadas fuentes, se basa en las críticas de Vox al Estado de las Autonomías o incluso a su propuesta de suprimir el Tribunal Constitucional, cuyas funciones debería asumir, según la formación de Abascal, una Sala Sexta del Tribunal Supremo.

Fuentes del Constitucional apuntan a que una eventual llegada de Vox al órgano encargado de velar por la correcta aplicación de la Carta Magna sería muy arriesgado, porque sus posiciones son muy contrarias a la Constitución.

Renovación del Consejo

En la actualidad, desde el 4 de diciembre de 2018 está pendiente la renovación del órgano de gobierno de los jueces. El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, dirigió de forma reciente sendas cartas a los anteriores presidentes del Congreso y del Senado, Meritxell Batet y Manuel Cruz, en las que recordaba que era "legalmente obligado" proceder a la renovación. 

En el mismo sentido, cuatro magistrados del Tribunal Constitucional (TC), entre ellos su presidente, Juan José González Rivas, y la vicepresidenta, Encarnación Roca, concluyeron el pasado 6 de noviembre su mandato. Sin embargo, seguirán en sus puestos a la espera de que el Congreso pueda consensuar los nombres de sus sustitutos.

Imagen de la sede del Tribunal Constitucional
Imagen de la sede del Tribunal Constitucional Efe

Además de González Rivas y Roca, finalizan su mandato Andrés Ollero y Fernando Valdés. Con dos años de retraso por la falta de acuerdo parlamentario, los cuatro llegaron al Constitucional en 2012: González Rivas y Ollero, a propuesta del PP, y Valdés y Roca, por el PSOE.

Ahora el PP y el PSOE vuelven a tener en su mano el desbloqueo del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional, aunque deberán contar con la ayuda de dos escaños, una cifra que no es insalvable, según apuntan fuentes del TC.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba