España

El director de la Policía declara ante el juez del 'caso Nicolay' y se desmarca de la ‘guerra de los comisarios’

Ignacio Cosidó, director general de la Policía, ha declarado el mediodía de este lunes ante el juez que investiga la grabación ilegal de una reunión entre policías y agentes del CNI vinculados al caso Nicolay, y se ha desmarcado de la ‘guerra’ que enfrenta a varios comisarios del cuerpo sobre la autoría de la grabación.

Ignacio Cosidó, director general de la Policía, pasa revista a una formación de agentes.
Ignacio Cosidó, director general de la Policía, pasa revista a una formación de agentes. EFE.

No sabe nada. Ignacio Cosidó, director general de la Policía, ha comparecido a primera hora de la tarde de este lunes durante poco más de media hora ante el juez Arturo Zamarriego, titular del juzgado de instrucción n º 2 de Madrid, que investiga la grabación de una conversación entre agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía (UAI)  y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) el pasado 20 de octubre y su posterior difusión en la prensa. Cosidó se ha desmarcado de la ‘guerra’ que enfrente al comisario Marcelino Martín-Blas, entonces jefe de la UAI, en cuyo despacho se produjo la grabación, y el también comisario José Manuel Villarejo, a quien el primero acusa de estar detrás de la misma.

El director de la Policía ha señalado que se enteró de la grabación ilegal a través del Director Adjunto Operativo (DAO), el comisario Eugenio Pino, pero que no ordenó la apertura de ninguna investigación porque no tuvo tiempo, ya que el caso se judicializó de inmediato. Sin embargo, no ha sabido precisar en qué momento tuvo conocimiento de los hechos.

El juez pospone la declaración del comisario Villarejo para despúes de la del también comisario Marcelino Martín-Blas, que le acusa de ser el autor de la grabación ilegal

El magistrado le ha inquirido también sobre si la Policía dispone de medios para hackear un teléfono y utilizarlo como micrófono para grabar una conversación sin conocimiento de su titular (lo que aparentemente ocurrió con el móvil de Martín-Blas), a lo que Cosidó no ha querido responder “por prudencia”, según ha informado a este diario una de las personas presentes en su declaración.

Cosidó ha señalado que tan pronto como en los medios de comunicación trascendió que el comisario Villarejo era titular de numerosas empresas, entre ellas el medio digital Información Sensible, el primero que desveló la existencia de la grabación, ordenó que se hiciera una investigación sobre la compatibilidad de dichas responsabilidades con su cargo como funcionario público, que concluyó que no existían motivos de incompatibilidad.

El director de la Policía, que ha acudido al juzgado acompañado de una amplia representación de colaboradores, ha abandonado el edificio de la Plaza Castilla sin querer hacer declaraciones a los medios de comunicación presentes.

Esta mañana estaba también prevista la comparecencia como imputado de Villarejo, pero el juez ha decidido posponer su testimonio, en fecha aún por determinar, hasta que preste declaración Marcelino Martín-Blas, la persona que le acusa de estar detrás de la grabación y de su posterior difusión en los medios de comunicación. Éste está citado para el próximo miércoles a las 12,30 horas. A partir de entonces el juez concretará la comparecencia de Villarejo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba