Desafío independentista

Lamela deja en libertad sin fianza a Trapero porque no puede ocultar o destruir pruebas

La instructora desoye a la Fiscalía de la Audiencia Nacional que había solicitado una fianza de 50.000 euros para su libertad

Josep Lluis Trapero
Josep Lluis Trapero Efe

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha dejado en libertadsin fianza al exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluis Trapero al considerar que ya no ostenta dicho cargo y "tampoco tiene una posición de mando que le permita favorecer la ocultación o destrucción de pruebas", según especifica el auto.

Sobre un posible riesgo de fuga, la resolución de Lamela destaca que Trapero, que ya sabe desde el 19 de febrero que puede ser acusado de un delito de integración de “organización criminal”, ha comparecido en el juzgado “a prestar declaración”. 

Trapero declaraba este viernes por un segundo delito de sedición en relación con la actuación del cuerpo policial durante el referéndum independentista del 1 de octubre. La Fiscalía de la Audiencia Nacional había pedido una fianza de 50.000 euros para su libertad. 

El Ministerio Público ha solicitado la medida cautelar tras su declaración, que se ha alargado durante más de dos horas, al considerar que se han conocido detalles importantes que anteriormente “ocultó”, entre otros reuniones previas con el presidente Carles Puigdemont, el consejero de Interior, Joaquim Forn, y otros mandos policiales sobre el referéndum celebrado el 1 de octubre de 2017, “sobre el que no llevó a cabo ningún intento de impedir su celebración". Según fuentes del caso, Trapero ha responsabilizado a la cúpula política de la Generalitat, eludiendo la suya propia.

Fuentes de la defensa de Trapero han rechazado que el exmayor de los Mossos d’Esquadra ocultara las reuniones con Puigdemont y Forn, entre otros. En este sentido, la letrada ha asegurado que ya comunicaron la existencia de estas reuniones, y que incluso reclamaron la declaración de los dirigente políticos.

Según esta versión, fue la cúpula de los Mossos la que pidió estos encuentros ante su preocupación por la seguridad ciudadana el día del referéndum, en el que se estimaba que unos dos millones de personas podían acudir a votar, y ante su malestar por las afirmaciones de miembros del Govern asegurando que los Mossos iban a "facilitar y promover" la celebración del referéndum.

En esas reuniones, la cúpula de los Mossos quisieron dejar claro que ellos se mantenían al margen del procés y que cumplirían con los mandatos judiciales del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, informa Efe

Segundo delito

Trapero ya había comparecido en dos ocasiones en el marco de la investigación de los incidentes ocurridos durante los registros de la Conselleria de Economía los pasados 20 y 21 de septiembre. La última vez que acudió a la Audiencia Nacional fue el16 de octubre, cuando Lamela le dejó en libertad también en contra de la petición de la Fiscalía, que solicitaba la prisión incondicional para el mayor de los Mossos d'Esquadra. Además, como medidas cautelares, Trapero tenía prohibido abandonar el territorio nacional y entregó su pasaporte. 

Este viernes ha vuelto a la Audiencia Nacional, con la jueza Carmen Lamela al frente, para declarar por un nuevo delito de sedición al entender que existió un "plan premeditado" en los Mossos y una "total inactividad" para evitar la celebración de la consulta ilegal. Explicó en un auto que, "lejos de ello", la actuación de los Mossos fue dirigida a obstruir cualquier actuación que bloquease el plan estratégico hacia la independencia.

El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos acusó a Trapero, en su declaración ante el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, de planificar una "estafa" de despliegue para facilitar la celebración de la consulta. Pérez de los Cobos narraba que los Mossos les solicitaban ayuda en colegios en los que no había gente para sacar a la Policía y la Guardia Civil de los principales centros de votación.

De hecho, Vozpópuli adelantaba hace unos días que un informe elaborado por la Prefectura de los Mossos d’Esquadra elaborado por Trapero demostraba que la policía autonómica sí pidió ayuda a las fuerzas de seguridad del Estado para actuar en los centros de votación. Una teoría que desmiente al Govern, que siempre negó haber solicitado apoyo a la Policía y la Guardia Civil.

Auto del Juzgado Central de Instrucción nº003 de Madrid by Vozpopuli on Scribd



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba