Audio de Lluis Salvadó

ERC temía que Puigdemont cesara a alguno de sus consejeros para “tapar sus vergüenzas”

“No quieren ser los únicos, quieren víctimas inocentes”, dijo el hombre de confianza de Junqueras al saber que iban a ser sustituidos varios miembros del PDeCAT por sus dudas ante el referéndum

El entorno de Oriol Junqueras temía que la remodelación del Gobierno que realizó en julio el presidente Puigdemont al cesar a los consejeros del PdCat contrarios al referéndum afectase también a alguno de los miembros de ERC que integraban el Gobierno de coalición de JxSí. “No quieren ser los únicos, quieren víctimas inocentes para tapar sus vergüenzas”.

Las comillas corresponden a Josep Lluis Salvadó, exresponsable de Hacienda y hombre de la plena confianza de Junqueras. Demuestra la guerra soterrada entre ambos partidos a las puertas del tramo decisivo del procés. Salvadó es uno de los principales investigados por la Justicia porque entre sus misiones estaba la de crear una Hacienda propia catalana. Los correos intervenidos a este cargo de la Generalitat han servido para conocer muchos de los planes de los independentistas y también para ampliar el foco sobre otros posibles implicados, como Elsa Artadi, jefa de la última campaña de Puigdemont.  

La conversación a la que ha tenido acceso Vozpópuli fue captada el 14 de julio por la Guardia Civil en el marco de la investigación que dirige el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona sobre la celebración de referéndum y el plan de independencia unilateral. Aquel día se conoció que Puigdemont había cesado a cuatro miembros de su Gobierno, todos ellos de su partido, el PDeCAT, en un movimiento que buscaba blindar a su Ejecutivo de cara a la consulta ilegal.

En el audio Salvadó habla con una persona llamada “Josep”. El exresponsable de Hacienda de la Generalitat dice que se encuentra en la calle Calabria en la que se ubica la sede de ERC. “¿Qué está pasando en el Govern?”, le pregunta su interlocutor. Salvadó le dice que “está todo en el aire”. “Se ve que saldrá el presidente a anunciar todos los cambios y estamos todavía batallando en cuestiones que pueden afectarnos”, añade.

Según la conversación -que dura exactamente 7 minutos y 59 segundos- lo que podía afectarles era que Puigdemont tratase de disimular que todos los consejeros cesados eran de su partido, destituyendo también a algún miembro de ERC. “¿Pero la remodelación del Gobierno es porque Puigdemont se ha tirado de la moto y hace lo que quiere?”, insiste con sus preguntas “Josep”. “No,no,no, hace semanas que esto se está cociendo”, le reconoce el hombre de confianza de Junqueras.

"Salirnos con la nuestra"

Según le explica, no es que sea un enfrentamiento entre facciones de los herederos de CiU contra ERC, sino que “es tan sencillo como que afecta a todos los que no estaban de acuerdo con el referéndum”. “Pues de puta madre”, replica satisfecho su interlocutor. Acto seguido, Salvadó afirma que entre los contrarios a la consulta no hay ninguno de ERC, pero advierte de que en el PdCat “no quieren ser los únicos”. “Quieren víctimas inocentes para tapar sus vergüenzas”. “Esto está acabando de cocerse ahora . Con Oriol (Junqueras)…Tenemos que acabar de cerrarlo con el presidente (Puigdemont), esperamos salirnos con la nuestra”, sentencia.

La crisis, de hecho, obligó a Salvadó a sustituir al líder de ERC en un acto al que debía asistir ese día en Tortosa (Tarragona). “Acabo de salir de Calabria, que estaba él (Junqueras) y ahora se iba al Palau. Desde aquí a las 11 se tiene que terminar de cerrar todo. Le he visto como nunca, las consecuencias son muy heavies en toda la estructura de Gobierno”, explicó Salvadó.

Aún quedaban varios meses para que el Parlament aprobase las leyes de desconexión, la celebración del referéndum y la declaración de independencia, que ha llevado a prisión a varios dirigentes nacionalistas, entre ellos al propio Junqueras. La misma tarde de esa conversación interceptada a Salvadó, Puigdemont confirmó los rumores iniciados el día anterior y cesó a los consejeros Neus Munté (Presidencia y portavoz); Jordi Jané (Interior); Meritxell Ruiz (Enseñanza) y Joan Vidal de Ciurana (Secretario del Govern). Una semana antes ya había cesado también a Jordi Baiget (Empresa).   

Todos ellos han pasado las últimas semanas a declarar como testigos en el Tribunal Supremo donde han confirmado ante el juez Pablo Llarena que decidieron abandonar el Gobierno por no querer formar parte de una estrategia unilateral. Aún así en todos los casos trataron de exculpar a sus excompañeros manifestando que en el ánimo del Govern siempre estuvo encontrar un acuerdo con el Gobierno para un referéndum pactado.

El mismo día en el que Puigdemont anunció la remodelación de Gobierno, Junqueras compareció a su lado ante los medios de comunicación. Los cambios en el Govern evidenciaban los equilibrios en los dos principales socios del proceso soberanista: mientras Puigdemont se había visto obligado a cambiar a cuatro consellers del PDeCAT, Junqueras no había tenido que tocar a ningún miembro de ERC.

Preguntado por si esto era un síntoma de debilidad del PDeCAT frente a ERC, Puigdemont y Junqueras, aseguraron que en el Govern las únicas siglas eran las de JxSí: "Formamos un solo equipo. No miramos el color". La realidad de las comunicaciones privadas como la intervenida a uno de los hombres de confianza de Junqueras es que la sintonía no era tal.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba