Coronavirus

Un hombre ataca a la Policía con dos catanas tras pedir que le atiendan por coronavirus

Agentes antidisturbios tuvieron que reducirle en el distrito madrileño de Moratalaz realizando dos disparos al aire y usando sus escudos y defensas reglamentarias 

La Policía Nacional ha arrestado este viernes a un individuo que ha atacado en la calle a varios agentes armado con dos catanas, según informan a Vozpópuli fuentes policiales. Antes había llamado a los servicios sanitarios pidiendo ayuda al estar contagiado por el coronavirus.

Los hechos han sucedido en el distrito madrileño de Moratalaz y el hombre acabó reducido por efectivos de antidisturbios de la Unidad de Intervención Policial (UIP), que tuvieron que efectuar dos disparos al aire para que depusiera su actitud.

Los agentes tuvieron que hacer uso de sus escudos y defensas reglamentarias. En el incidente, el arrestado ha ocasionado daños en varios vehículos policiales. El suceso ha tenido lugar en torno a las 13.45 horas en la calle Hacienda de Pavones del citado distrito madrileño.

La Policía Nacional recibió el aviso del Samur que le pedía apoyo para auxiliar a un varón que decía padecer el coronavirus y estaba en actitud agresiva. Hasta el lugar se personó una patrulla de Seguridad Ciudadana que, al encontrarse al hombre armado, llamó a la UIP en busca de refuerzos.

Así ha quedado uno de los coches policiales tras el suceso
Así ha quedado uno de los coches policiales tras el suceso

Este periódico ha tenido acceso a la imágenes del incidente -verificadas por la Policía- en las que se ve a un varón de media edad con las dos espadas en la mano y el torso descubierto. Grita varias veces "me van a matar", "hijos de puta los voy a matar a todos" o "yo soy Dios" mientras se enzarza con algunos vecinos que le recriminan su actitud. Dos agentes le piden que deje las armas: "La gente lo está pasando, hágalo fácil y tire las espadas".

A medida que pasan los minutos le hombre se encara con los policías con las espadas en alto y es él quien le dice que tiren las armas. La UIP se persona en el lugar armados y le pide a sus compañeros que se aparten de la línea de tiro. "¿Cuántos necesitan? Son unos cobardes", les dice el hombre. Posteriormente es acorralado por dos vehículos policiales que tienen que retirarse cuando el varón la emprende a golpes con su espada. La intervención dura varios minutos hasta que finalmente es reducido.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba