Política

Así funciona el movimiento independentista Tsunami Democrático

El Ministerio de Interior investiga quién hay detrás de la plataforma desconocida que, con el respaldo del Govern de Quim Torra, permite al separatismo catalán agitar la calle en respuesta a la sentencia del Supremo

Al final de la tarde en la que el caos se desató en el aeropuerto de El Prat en respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo por el procés, Pep Guardiola se erigía en portavoz del movimiento Tsunami Democràtic, el convocante de las masas. El entrenador del mejor FC Barcelona de siempre leía un comunicado en inglés subtitulado en castellano y en catalán que fue emitido en horario de máxima audiencia por AFP y la BBC.

Horas antes, al mediodía de este lunes, la publicación de la sentencia del Supremo había dado paso al inicio de la estrategia comunicativa que el movimiento independentista Tsunami Democrático había planificado en silencio con la vista puesta en el día D. Apenas le bastó un par de mensajes en su canal de Telegram (210.000 seguidores) y en Twitter (168.000 seguidores) para movilizar a miles de personas rumbo a El Prat.

Bloqueo del Prat

El primer mensaje era un llamamiento a bloquear el aeropuerto de Barcelona, a detener la operativa del segundo mayor aeropuerto español. El segundo era más fresco y original. Sirviéndose de técnicas de marketing político desconocidas hasta el momento en nuestro país, Tsunami Democrático hizo llegar a través de las nuevas tecnologías un listado de abundantes billetes falsos con nombres y apellidos que daban acceso a vuelos reales que iban a despegar del aeródromo. El objetivo era que los manifestantes, haciéndose pasar por pasajeros, lograran cruzar los tres controles de seguridad que los Mossos d’Esquadra y el Cuerpo Nacional de Policía habían dispuesto en las instalaciones. Y hubo quien lo logró y se sentó ante los filtros de seguridad de la T1.

El Ministerio de Interior investiga quién hay detrás de la plataforma independentista desconocida que, con el respaldo del Govern de Quim Torra, agitó este lunes la calle en respuesta a la sentencia condenatoria del Supremo a los líderes del procés por organizar el 1-O.

Cartel de Tsunami Democrático.
Cartel de Tsunami Democrático. G.R.P.

“Que nadie dude que terminaremos sabiendo quién está detrás”, ha afirmado esta mañana el ministro de Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska. “Tenemos unos servicios de inteligencia realmente eficaces para hechos muy graves como éstos: intentar bloquear un aeropuerto”.

La acción inaugural de Tsunami Democrático tuvo un tercer paso, que no salió como sus ideólogos esperaban. El anuncio de bloquear con 1.200 vehículos los accesos al madrileño aeropuerto de Barajas quedó en agua de borrajas. El anunciado “caos en Barajas” resultó un fake.

Poder piramidal

Sirviéndose del poder piramidal que ofrecen los grupos de aplicaciones como Telegram o WhatsApp en las que la información y la propaganda llegan a través de amigos y personas de confianza,  Tsunami Democrático empezó su andadura pública hace 44 días con un vídeo de medio minuto en el que se veía un cazo con agua al fuego hasta que comenzaba a hervir. “Cambiamos el estado de las cosas: súmate. Tú eres el tsunami”.

Fue la carta de presentación del movimiento del llamamiento a paralizar la actividad de El Prat. Un movimiento que dice tener un claro objetivo: que las movilizaciones duren “tanto como sea necesario” para alcanzar los objetivos del independentismo. Tsunami Democrático ha recogido de Crida per la Democràcia (Òmnium Cultural) el testigo de las grandes movilizaciones ciudadanas: las convocatorias de este otoño surgen de su canal de Telegram.

Afiche de presentación de Tsunami Democrático.
Afiche de presentación de Tsunami Democrático. G.R.P.

Líderes independentistas como Carles Puigdemont y Oriol Junqueras compartieron en las redes sociales los primeros mensajes públicos de Tsunami Democrático, que cuenta con el respaldo inequívoco del Govern. El propio presidente catalán, Quim Torra, apoya la nueva herramienta que mueve las calles.

Se estima que más de 8.000 personas respondieron a la convocatoria de intentar bloquear el principal aeropuerto catalán. Algunos lo hicieron a pie desde Barcelona. Entre los manifestantes, no son pocos los que tildan de contradictorio que Torra y otros miembros de su gobierno apoyen unas movilizaciones a las que ellos mismos envían a los Mossos d’Esquadra con la misión de frenarlas a base de duras cargas como las que pudieron verse en la T1 de El Prat.

¿Quién está detrás?

Tsunami se esfuerza en mantener su anonimato, lo que le confiere un halo de romanticismo que cotiza al alza en tiempos de Anonymous y La Casa de Papel.  Nada es casualidad en este nuevo fabricante de memes y de lemas. Expertos en comunicación política,  marketing, activismo y sociología trabajan conjuntamente para convertirse en el movimiento movilizador definitivo de la nueva fase en la que ha entrado el independentismo tras las condenas a sus líderes. Para ello, cuentan con una página web registrada el pasado mes de julio en Saint Christopher y Nevis, Estado insular de las Antillas. Y con una seguridad que también forma parte de estructura comunicativa.

El movimiento se organiza de arriba abajo. Según se ha publicado, funciona como un árbol: una cúpula piensa acciones que luego hace llegar a través de ramificaciones hasta el peldaño más bajo, los delegados locales.

La clave del anonimato, dicen los expertos consultados, es que los coordinadores ignoran quién hay en los grupos de comunicación más allá de sus contactos directos. Pocos se atreven a calificar a Tsunami como una organización, pero sí hay más consenso en que su modus operandi se basa en la que en otoño de 2017 logró hacer llegar las urnas y las papeletas a los centros de votación del referéndum ilegal del 1-O.

Los CDR, cuya imagen es hoy más negativa a raíz de las detenciones de nueve de sus integrantes acusados de fabricar explosivos, han dejado paso a Tsunami. Nadie ha hablado de los CDR para narrar la batalla campal del aeropuerto de Barcelona. Ello se ve como un éxito desde la trinchera independentista.

Independentistas el lunes en el Aeropuerto del Prat.
Independentistas el lunes en el Aeropuerto del Prat. G.R.P.

Una de las acciones de Tsunami sorprendentes fue que centenares de manifestantes llevaran un letrero idéntico en el que podía leerse “Tothom al aeroport” (Todo el mundo al aeropuerto). Todo estaba listo cuando salió la sentencia. El bloqueo frustrado de la actividad del aeropuerto sí afectó a las operaciones: más de 120 vuelos cancelados en dos días. Apenas un 10% de los vuelos previstos, se escuda Aena, que trata de minimizar las consecuencias de la protesta en su aeropuerto más rentable económicamente.

Banda sonora propia

En el modus operandi de Tsunami Democrático,unidireccional y teatralizado como marcan los tiempos actuales, se incluye la divulgación de canciones ñoñas como La Força de la gent (La fuerza de la gente), interpretada por una veintena de músicos catalanes como Els Catarres, Lax’n’Busto o Buhos, entre otros.

Pese a los fracasos de sus objetivos en El Prat y Barajas, el activismo de Tsunami Democrático ha mostrado músculo y capacidad movilizadora en su primera acción, lo que le ha valido para ser considerada la principal red de comunicación del separatismo. Algunos independentistas, no obstante, han recriminado  que hayan descansado este martes y cuestionan si es que el movimiento ha perdido ya fuelle. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba