El juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid ha condenado a Volkswagen España a desembolsar más de 16 millones de euros entre los perjudicados por la manipulación de los motores diésel de la familia EA 189 o "dieselgate", al estimar que el "software" instalado camufló las condiciones de emisión.

En la sentencia, conocida este lunes, el magistrado estima íntegramente la demanda colectiva de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que pedía una indemnización por daños y perjuicios de 3.000 euros para cada uno de los consumidores afectados a los que representaba.

El magistrado ordena además a la filial del grupo automovilístico alemán a cesar en esta conducta "desleal" y la prohíbe de cara el futuro; y también le condena al pago de las costas, con expresa declaración de temeridad.