Telefónica ha perdido 128.800 clientes de su televisión de pago durante 2020, año parcado por la pandemia del coronavirus. En concreto, si en 2019 tenía 4.073.000 millones de usuarios, en 2020 la cifra se redujo hasta los 3.945.000 millones, una cifra que supone un retroceso del 3,4%.

Este comportamiento coincide con las buenas cifras cosechadas por Netflix, Amazon Prime Video, HBO, Disney+ y otras plataformas de retransmisión de contenidos en streaming, que se vieron espoleados por los confinamientos duros, que incrementaron el consumo televisivo. Hay que tener en cuenta, no obstante, que Telefónica comercializa dentro de sus paquetes convergentes tanto Netflix como Diney+.

En el primer trimestre de 2020, coincidiendo con la pandemia, aumentaron su base de suscriptores, según sus cuentas anuales, en 15,8 millones. Si se analizan los doce meses del año 2020 respecto a todo 2019 el incremento resultó ser de un 31%, con un total de 200 millones de usuarios en todo el orbe.

Netflix, además, está probando en la India suscripciones de unos 4 dólares que comportan el acceso a una única pantalla, con el fin de estimular el consumo y crecer en clientes aún más.

Telefónica ha perdido un 3,4% de su base de clientes de televisión

La cancelación de espectadores a los estadios de fútbol influyó de forma negativa en la televisión de Movistar+. "El hecho de que no hubiera público ha hecho que muchos televidentes perdieran el interés por ver las retransmisiones del deporte rey ", explican fuentes del sector.

El dato es aún más significativo si se tienen en cuenta que otros indicadores, como las contrataciones de fibra óptica y telefonía móvil, se incrementaron durante el mismo periodo un 6,7% y un 0,3% respectivamente.

En cuanto a Disney+, el crecimiento de la compañía de streaming ha sido meteórico. Durante 2020 alcanzó los 103 millones de suscriptores en todo el mundo en mayo de este año, y se estima pueda llegar a los 350 millones dentro de algo menos de tres años, en 2024. Con considerablemente más de tiempo que Disney+ (esta última se lanzó en noviembre de 2019, siendo la OTT más reciente) en el mercado, Amazon Prime Video cuenta con 150 millones de usuarios. HBO, el patito feo de los servicios audiovisuales de streaming, cuenta con 40 millones de usuarios en su haber.

Telefónica confía en volver a ganar clientes

Telefónica confía en volver a crecer en clientes de televisión ante la vuelta de la normalidad a los estadios de fútbol, si bien la compañía de telecomunicaciones no ha confirmado todavía su intención de pujar de nuevo por los derechos audiovisuales de LaLiga, algo que tendrá que decidir este verano, aproximadamente.

Sin embargo, el operador de telecomunicaciones dirigido por José María Álvarez-Pallete sí renovó hace casi un año los derechos de la Champions League con una rebaja del 15% hasta la temporada 2024. La compañía española abonará un total de 975 millones de euros por esas tres temporadas. Orange tampoco ha movido ficha de momento. La teleco naranja recompra habitualmente los derechos a Telefónica.

"La adquisición directa de UEFA de este contenido “premium” permitirá asimismo a Telefónica continuar diseñando y comercializando sus canales y contenidos de producción propia con el mejor fútbol europeo que podrán estar accesibles a otros operadores del mercado interesados en este contenido. El precio total de la adjudicación para todas competiciones asciende a 975 millones de euros a razón de 325 millones de euros por cada una de las temporadas 2021/22, 2022/23 y 2023/2024, por debajo del precio pagado en el presente ciclo y sin incrementos interanuales", explica Telefónica en sus cuentas anuales correspondientes a 2020.

En cuanto a lo que abona por los derechos de LaLiga, Telefónica apunta que "la adjudicación se realizó por un importe total de 2.940 millones de euros, a un precio idéntico de 980 millones de euros para cada una de las tres temporadas, lo que supone una ligera reducción si se compara con la última temporada del ciclo anterior".

Quien sí lo tiene claro en el ámbito de los derechos del fútbol es Vodafone España. El operador rojo lleva desde 2018 dando esquinazo a los derechos del fútbol, de los que dice no le son rentables, "al tener que abonar entre 60 y 70 euros por cada usuario para poder ofrecerlos", tal y como explicaba el entonces CEO de la corporación, Antonio Coimbra.