El número de personas en España que teletrabajan asciende a 1.445.400, según datos divulgados por el Instituto Nacional de Estadísctica (INE) correspondientes a cierre de 2018, y aunque parecen pocos en comparación con los más de 19,4 millones de personas que trabajan en el país son un 35% más que los que lo hacían antes de la crisis.

De los casi millón y medio de cotizantes que reconocen en la Encuesta de Población de Activa (EPA) que teletrabajan, 823.600 trabajan desde su domicilio más de la mitad de los días laborales, mientras que 621.800 señala que lo hacen "ocasionalmente". En consecuencia, el número de personas que dicen que no trabajan desde casa ningún día de la semana ha disminuido.

A pesar de la mejora en términos absolutos de la última década, si se miran los datos en porcentaje sobre el total de trabajadores, sólo un 4,3% teletrabaja más de la mitad de los días laborables y sólo un 3,2% lo hace ocasionalmente, lo que sitúa a España a la cola en esta materia de todos los países de Europa.

[singular-iframe src='https://datawrapper.dwcdn.net/JWKYu/1/']

Según los datos de Eurostat, los Países Bajos, Finlandia, Luxemburgo y Austria son los más avanzados, ya que un 14%, 13,3%, 11% y 10% de sus trabajadores, respectivamente, trabaja desde casa. En España esta proporción es del 4,3%.

¿Quién teletrabaja en España?

Como puede resultar preivisible, los datos de la EPA reflejan que un 60,1% del total de personas que trabajan desde su domicilio en España son trabajadores autónomos, mientras que sólo el 39,9% restante son asalariados. El número, por tanto, de trabajadores por cuenta ajena que puede teletrabajar es sólo de 572.000.

Si se tienen en cuenta ambos -asalariados y autónomos-, la mayoría de los que pueden trabajar desde casa son hombres (845.000), frente a sólo 595.000 mujeres que teletrabajan.