Los dueños de Manolo bakes quieren crecer y ganar peso fuera de su marca. Tanto es así que han puesto en marcha un fondo con el que invertirán tanto en otras marcas de restauración como en el sector inmobiliario. Retail Brands United (RBU), como han llamado al vehículo inversor, fue constituido el pasado mes de diciembre. Al frente del fondo, como presidente se encuentra uno de los CEO y fundadores de Manolo Bakes, Pablo Nuño.

Según la información consultada por Vozpópuli, junto a Nuño figura como vicepresidente en el fondo Ángel Terrés, también CEO de la compañía especializada en repostería, mientras que José Antonio Del Castillo, director general de Manolo bakes, será secretario y consejero. Se trata de un fondo que, aunque está dando sus primeros pasos y todavía tiene la página web en construcción, ya ha realizado su primera inversión en el sector de la restauración.

Así, RBU ha entrado ya en el capital de Tasty Poke Bar, una compañía especializada en poke y fundada hace poco más de tres años, que pretende abrir hasta 12 locales al año durante los próximos tres ejercicios, según comunicó esta semana la propia empresa. Junto con RBU, a la compañía también se ha sumado el futbolista Álvaro Morata, socio también de Manolo bakes junto con otros como Sergio Busquets.

Inversión inmobiliaria

La idea de RBU, confirman fuentes cercanas al fondo, es cerrar "varias operaciones" al margen de Manolo bakes con personalidades "de renombre", uno de sus principales imanes. No obstante, la inversión no se centrará solo en el ámbito de la restauración, sino que también saltará al sector inmobiliario.

Así, el objeto social con el que se constituyó RBU recoge la "adquisición, tenencia, comercialización, venta, arriendo (excepto el arrendamiento financiero) y explotación, tanto en España como en el extranjero, de todo tipo de bienes inmuebles, rústicos o urbanos, terrenos, solares, edificios, viviendas, apartamentos, locales, y oficinas". Asimismo, también ofrecerán servicios de consultoría.

Ayuda del ICO

La marca Manolo bakes nació en 2018 tras vender los hermanos Manzano (creadores de los manolitos originales) la mitad de la empresa a las familias de Pablo Nuño y Álvaro Morata. Bajo la sociedad De Boca en Boca 2017, la compañía tiene como actividad principal la fabricación de pan y de productos de panadería y pan.

La marca Manolo bakes nació en 2018 tras vender los hermanos Manzano (creadores de los manolitos originales) la mitad de la empresa a las familias de Pablo Nuño y Álvaro Morata

Tal y como reconoce en sus cuentas del pasado ejercicio, y en el marco de la crisis del coronavirus por la que aprobó un ERTE por fuerza mayor para todos sus empleados, la compañía ha recibido financiación externa durante el año 2020 por importe de un millón de euros. De ellos, 600.000 euros han sido recibidos a través del ICO y otros 400.000 euros en una línea de crédito.