Hard Rock Café prepara un ERE en España en el que pretende incluir hasta medio centenar de personas, según ha podido saber Vozpópuli. Es la propuesta que ha puesto sobre la empresa Food and Moments Group, que gestiona las cafeterías de Mallorca, Málaga y Valencia, además de las tiendas Rock Shop ubicadas en estas ciudades.

En concreto, Food and Moments Group, fundada en 2007, es una de las compañías que explotan en nuestro país el acuerdo de franquicias con Hard Rock Cafe International, presente en gran parte del mundo. Desde hace dos semanas, la empresa negocia con los sindicatos el expediente de regulación de empleo, tras casi un año desde que comenzó la pandemia.

La propuesta de la compañía pasa por incluir en este ERE a medio centenar de personas de unos 150 empleados que tiene actualmente en plantilla; no obstante, la negociación ha comenzado hace escasas semanas y los representantes de los trabajadores confían en que la cifra de afectados pueda reducirse, algo que por el momento la empresa considera complicado.

Según apuntan fuentes sindicales a este periódico, Food and Moments Group tiene previsto alegar causas económicas, técnicas y organizativas para poner en marcha el expediente, en un año especialmente dañino para esta compañía por su fuerte vinculación con el turismo.

No en vano, cabe destacar que, además de gestionar en propiedad las unidades Hard Rock Café en Mallorca, Valencia y Málaga, las tiendas Rock Shop están ubicadas en Mallorca centro, en dos terminales del aeropuerto de esta isla, en Málaga centro y en su aeropuerto, en Valencia centro y en la estación Joaquín Sorolla de la capital valenciana.

Para estas ubicaciones resulta por tanto determinante el mantenimiento del tráfico de pasajeros, en caída libre desde que empezó la crisis del coronavirus.

Cierre en Madrid

Tras 26 años en la capital, Hard Rock Café echó el cierre en Madrid el pasado mes de julio. Debido a que el contrato de arrendamiento del local expiraba entonces, ubicado en la emblemática Plaza de Colón, la compañía bajó la persiana pero dejó abierta la puerta a "regresar en el futuro". En los últimos meses, se ha barajado la posibilidad de que abra de nuevo en Sol, extremo que la compañía todavía no ha confirmado.

No obstante, Hard Rock Café no se ha ido del todo de la capital, puesto que en estos momentos funciona su servicio a domicilio, gracias a una "cocina fantasma" ubicada en el mercado Barceló, en la que también permite recoger pedidos.

Además de las señaladas, la compañía también tiene presencia en Barcelona, Ibiza, Gran Canaria, Tenerife y Sevilla.