El precio de luz en junio sigue disparado tras el repunte de abril y mayo. Una situación que está afectando a España y al resto de países de la Eurozona. Aunque, en varios momentos del día, los españoles y los portugueses, que comparten mercado, son los consumidores que más están pagando de toda la región.

Según los datos que ofrece Red Eléctrica, a través de su aplicación redOS, el precio diario de la electricidad en el mercado mayorista (POOL) en España ha llegado esta semana a superar en un 20% el de países como Alemania, Francia o Países Bajos. En Italia, los costes energéticos han estado hasta en un 16% por debajo del mercado español.

“El motivo por el que España está pagando más esta semana por el precio eléctrico que el resto de países europeos se debe, principalmente, a las diferencias en el mix energético", explica Simona Sacripante, fundadora de Easyner "Cuando no entran en el 'mix' fuentes como la eólica se recurren a las tecnologías de respaldo (sobre todo el gas) y, al estar caro el gas, se dispara el precio de la luz. Los países del norte Europa, por su parte, tienen un mejor mix energético y menos dependencia del gas”, añade la experta energética.

El pasado 4 de junio, el mercado español y el portugués registraron precios elevados de hasta 83,6 euros/MWh entre las 12 de la mañana y la una del mediodía. Un momento del día que, según las nuevas franjas de la factura que entraban en vigor ese mismo martes, forma para de la hora cara de consumo.

Por su parte, Alemania, Francia, Bélgica y Países Bajos tenían en ese momento precios uniformes de 69,95 euros/MWh. Las energéticas italianas compraban en el mercado mayorista a 71,71 euros/MWh, mientras que más allá de la euro zona, en Reino Unido, se rozaba el precio español con 82,56 euros/MWh. Una situación similar que ocurría entre las 11 y 12 de la noche, aunque en esta ocasión ya se situaba en 'la hora barata' del día.

Precio del POOL eléctrico en euros/MWh en los diferentes países el pasado 4 de junio entre las 12 y las 13 horas (Red Eléctrica)

"En las últimas semanas, España está registrando precios de POOL muy elevados frente al resto de países porque la producción nuclear está siendo muy escasa", matiza Juan Antonio Martínez, analista de Grupo ASE. "Dos de las siete centrales nucleares están desacopladas del sistemas. Un factor que está restando mucha energía barata al sistema y provoca que el ciclo combinado de gas tenga que intervenir más en la producción de cada una de las horas", matiza el experto.

¿Por qué están pagando menos?

Como recuerdan los expertos, en Francia, por ejemplo, logran evitar las dificultades meteorológicas sin recurrir al gas gracias a la gran producción nuclear que tiene su sistema. Alemania, pese a que ha cerrado muchas de sus centrales nucleares, consigue una estabilidad de precios en este escenario a través de la conexión francesa que le abastece de energía nuclear.

España (rojo), Italia (rosa), Francia (Azul), Alemania (Naranja). Comparativa de precios del POOL el pasado 4 de junio (Red Eléctrica)

"Todos los países del centro y el norte de Europa tienen mejores conexiones que España que les permite importar energía más barata", explica Juan Antonio Martínez.  Un país que se podría comparar con la situación que está viviendo España y Portugal es Reino Unido. "Tira mucho de gas también, han cerrando casi todo su carbón y, cuando no tienen producción de renovables, necesitan recurrir a estas fuentes energéticas con los precios de las emisiones disparados", comenta el experto.

España, una luz muy volátil

Estas semanas sacan la mala cara del sistema español. Pero, cuando la climatología acompaña, los consumidores españoles disfrutan de mejores precios que sus vecinos europeos. "El precio es mucho más volátil en España que en el resto de mercados. Las interconexiones de países del centro de Europa mencionadas provocan una mayor estabilidad de sus precios", recuerdo el experto de ASE.

Hay que sumar las diferentes forma de consumo en los diferentes países "por el efecto de la temperatura, la población o su industria", añade Jordi Martínez, socio director de AEC. Aunque, insiste, que "la falta de interconexión en España, cuando las renovables bajan su producción y/o sube la demanda, y con unos precios de CO2 y gas tan elevados, se lastra respecto el resto de países europeos con una mayor capacidad de interconexión".

Si en las próximas semanas la fuerza de la eólica y las nucleares recuperan su protagonismo en el mix energético ibérico, seguramente, se dará 'la vuelta a tortilla'. "En teoría, el mercado que más potencial tiene de bajada del precio es el mercado español porque cuenta con una potencia renovable muy superior al resto", concluye José Antonio Martínez.