Las juntas generales extraordinarias de accionistas de Unicaja Banco y Liberbank han aprobado este miércoles su fusión, que dará lugar al quinto banco español por volumen de activos (113.000 millones de euros) y tendrá su sede social en Málaga.

En la reunión de la entidad malagueña, con participación del 74,69% del capital social, se ha dado luz verde a los acuerdos sobre la fusión sometidos a votación a propuesta del consejo de administración que preside Manuel Azuaga, que han contado con los votos favorables necesarios, lo que se comunicará a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ha informado Unicaja.

Para la fusión que efectúa Unicaja Banco por absorción de Liberbank, los acuerdos comprenden la consideración del informe financiero semestral de Unicaja cerrado al 30 de junio de 2020 como balance de fusión, modificaciones estatutarias y la aprobación del aumento del capital social para atender el canje de fusión.

También ha salido adelante la renovación parcial del consejo de administración con la fijación del número de componentes previstos y los nombramientos de consejeros, entre ellos uno ejecutivo, tres dominicales y tres independientes, de acuerdo a la propuesta efectuada.

Consejo de Liberbank

Previamente, los accionistas de Liberbank tardaron 40 minutos para dar luz verde a la fusión con Unicaja Banco, que prevé mejorar la rentabilidad gracias a unas sinergias de costes brutos estimadas en 192 millones de euros anuales, de forma plena a partir de 2023.