Los accionistas de Liberbank han aprobado este miércoles la fusión de la entidad con Unicaja Banco, lo que permitirá crear el quinto banco de España, con unos activos superiores a los 110.000 millones de euros, presencia en el 80% del país y más de 4,5 millones de clientes.

Apenas han bastado 40 minutos para que la junta de Liberbank haya dado luz verde a la operación, que prevé mejorar la rentabilidad gracias a unas sinergias de costes brutos estimadas en 192 millones de euros anuales, de forma plena a partir de 2023.

A partir de ahora, sólo queda que los accionistas de Unicaja Banco aprueben igualmente la fusión, y ésta reciba el plácet de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el Banco de España y el BCE, la Comisión Nacional del Mercados de Valores, la Dirección General de Seguros y el Ministerio de Asuntos Económicos.