El Ibex 35 ha finalizado la jornada de este jueves con un descenso del 0,2%, lo que ha llevado al selectivo a situarse en los 8.571,6 enteros, en una jornada que sigue marcada por los resultados empresariales correspondientes al primer trimestre y por la evolución de los contagios del coronavirus en un contexto de incertidumbre y dudas sobre las vacunas.

Así, la Unión Europea ha llegado a un acuerdo con BioNTech y Pfizer para adelantar al segundo trimestre de este año la entrega a los Estados miembros de 50 millones de dosis de su vacuna contra la covid-19 cuya distribución estaba prevista para los últimos tres meses del año.

De esta forma, el suministro de estas dos compañías al bloque entre abril y junio asciende a 250 millones de dosis, desde los 200 millones contemplados hasta ahora. La UE reacciona de esta forma a la suspensión de las entregas por parte de Janssen y los problemas de producción que desde el inicio de la campaña ha experimentado AstraZeneca.

Tras finalizar ayer con un ascenso del 0,74%, el selectivo madrileño lograba impulsarse intradía sobre los 8.600 puntos, si bien no ha logrado mantenerse por encima de esta cota psicológica al cierre.

Los que más suben

Al término de la sesión, los mayores ascensos se los han anotado Cellnex (+3,86%), Inditex (+2,59%), Fluidra (+1,53%), Meliá Hotels (+1,35%), Iberdrola (+1,14%) y CIE Automotive (+1,11%), mientras que en el lado contrario se han situado BBVA (-3,3%), Banco Sabadell (-2,9%), Banco Santander (-2,37%) y CaixaBank (-2,05%), entre otros.

El resto de bolsas del Viejo Continente han concluido con ascensos a excepción de Milán, que ha caído un 0,19%. Así, Londres ha subido un 0,63%, Fráncfort un 0,3% y París un 0,41%.

En este contexto, el barril de petróleo West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Estados Unidos, cotizaba en 63 dólares, mientras que el crudo Brent, de referencia para Europa, marcaba un precio de 66,54 dólares.

Por último, la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,1962 'billetes verdes', mientras que la prima de riesgo española se situaba en 67 puntos básicos en los primeros compases de la sesión, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,374%.