Windar anunciaba la pasada semana un acuerdo con Iberdrola y Navantia para futuros parques eólicos marinos valorado en 400 millones de euros. El fabricante de torres para aerogeneradores, con sede en Avilés, lograba con operación asentar las bases para el proceso de transformación que está viviendo y que apunta a una inminente salida a Bolsa. El primer paso para ser una cotizada ya lo ha dado. 

Windar Renovables SL es desde el pasado lunes Windar Renovables SA. Una transformación en sociedad anónima del socio marino de Iberdrola que es el primer requisito para el salto a Bolsa. Un salto al mercado que, de producirse, sería después de los meses de verano y depende de las condiciones de mercado existentes. Como actor del sector de la ‘energía verde’, Windar está pendiente de los últimos estrenos de Acciona Energía y Ecoener como termómetro para su probable Oferta Pública de Venta (OPV).

Aunque el fabricante de torres de aerogeneradores cuenta con más opciones para lograr financiación. Según explican a Vozpópuli fuentes cercanas a la empresa, Windar valora también incorporar un socio minoritario a su capital o recurrir al mercado de deuda.

Para esta transformación han recurrido a los servicios de los grandes expertos en salidas a Bolsa. Como adelantaba El Confidencial en junio, Windar ha contratado a  Rothschild como asesor financiero, a Garrigues para la parte legal y a los bancos de inversión Bank of America Merrill Lynch y Morgan Stanley como agentes colocadores de esta posible salida a Bolsa.  

Siemens Gamesa es el responsable del 60,5% de los 175 millones que factura Windar al año

La decisión final estará en manos del Grupo Daniel Alonso, grupo industrial asturiano que controla el 68% de la compañía, y Siemens Gamesa. El fabricante de aerogeneradores germano español es dueño del 32% de Windar y el principal cliente de la compañía tanto en sus torres como en el resto de material de acero que necesita para sus infraestructuras. 

Siemens Gamesa es el responsable del 60,5% de los 175 millones que factura Windar al año, según sus últimas cuentas de 2019 publicadas en el Registro Mercantil a las que ha tenido acceso este medio a través de la herramienta Insight View. Su beneficio se sitúa en 6,7 millones, un 48% más que el año anterior, y el resultado bruto de explotación alcanza los 9,3 millones, un 45% más. 

Más lazos con Iberdrola

La empresa está presidida por Orlando Alonso, CEO del Grupo Daniel Alonso, cuenta en su consejo de administración con figuras reconocidas del sector con David Mesonero. El que fuera director financiero de Siemens Gamesa, actual consejero de Iberdrola Renovables y yerno del propio Ignacio Sánchez Galán.

David Mesonero, yerno de Ignacio Sánchez Galán y consejero de Iberdrola Renovables

Windar cuenta con centros de producción en España (Asturias, Galicia y Andalucía), India, Brasil, México y Rusia. Uno de los valores que presentará a los inversores son las seis uniones temporales de empresas (UTEs) que tiene con la empresa pública española Navantia para la ejecución de proyectos. 

El último fue anunciado el pasado viernes. La joint venture formada por Windar y Navantia desvelaba un acuerdo marco con Iberdrola para el suministro de fundaciones offshore de 400 millones de euros para la instalación de futuros parques eólicos. Una cifra que, según el mercado, podría ser similar a la futura valoración en Bolsa de la compañía si finalmente apuesta por esta vía.