Los trabajadores de la empresa Rentevic, concesionaria de la limpieza del interior de los aviones en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, comenzarán una huelga indefinida a partir del próximo día 9 de junio para reclamar los salarios atrasados de los meses de abril y mayo.

Además, la empresa ha comunicado a la representación legal de los trabajadores que, debido a las deudas que mantiene con la Agencia Tributaria y otras entidades, no tiene posibilidad de seguir manteniendo el servicio y tampoco podrá pagar las nóminas en el futuro.

Según ha informado Comisiones Obreras (CC.OO.), la situación ha empeorado, ya que "es la propia empresa" la que comunica que no puede pagar los salarios y que no podrá hacerlo más adelante.

Problemas "muy graves"

Desde el sindicato han advertido de que esta realidad está suponiendo problemas "muy graves" a la plantilla, que no puede hacer frente a sus pagos y que tampoco tiene perspectivas de poder hacerlo próximamente.

"Ante ello, la asamblea de trabajadores decidió por mayoría convocar una huelga indefinida para exigir el pago de los salarios atrasados, así como un plan de viabilidad de la empresa en el futuro que garantice puntualmente el abono de los salarios", ha añadido el sindicato.