El Consejo de Ministros ha dado luz verde este jueves a la bajada del 21 al 10% del IVA de la factura de la luz. Una medida que se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2021. La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, considera que en los próximos años la tarifa eléctrica española será más barata que otros países europeos gracias a las fuentes de energía renovables. 

“En 2022 y 2023, España se verá beneficiada de su instalación de energía renovables frente a otros países como Alemania o Francia”, declaraba Ribera en la rueda de prensa posterior al Consejo. “El mercado ha estado estresado estos días por la importancia del gas es la producción, una materia prima al alza por la alta demanda de países como China y Japón, y los costes de emisiones de CO2, que han superado las perspectivas de la Unión Europea. 

Una coyuntura “muy complicada” que ha provocado que el Gobierno recurra a esta “medida urgente y temporal” de bajar el IVA tanto a hogares como a empresas. Un punto en el que ha intervenido la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. “La reducción del 21 al 10% del IVA de la factura eléctrica afectará a los hogares que tengan una potencia contratada inferior a los 10 kilovatios (kW), que es la gran mayoría de los domicilios españoles ya que la media estaría en 4,1 kW”, ha detallado. 

Montero ha detallado que esa reducción del IVA se producirá mientras el precio mayorista de la electricidad (pool) se sitúe en un precio de 45 euros/MWh. En estos momentos, el precio se sitúa por encima de los 85 euros/MWh. En el caso de las empresas, la ministra de Hacienda calcula que por debajo de los 10 kW están un 72% de las pequeñas empresas, “aunque en el tema de las empresas la gestión del impuesto es diferente y esta medida tendrá un efecto en asuntos de tesorería”, ha matizado. 

El Gobierno calcula que la rebaja del IVA suponga un descenso de 6 euros al mes en la factura de un hogar medio, por lo que su aplicación permitirá un ahorro de 36 euros hasta final de año, mientras que la suspensión del IVPEE permitirá una rebaja de un 2% a un 3% en la factura de los hogares, de un 3% a un 6% para pymes y empresas medianas y alrededor de un 6% para la gran industria.

Factura de la luz para el bono social

Asimismo, se aplicará un 10% de IVA a los consumidores vulnerables severos y en riesgo de exclusión social (50% de los beneficiarios del bono social) hasta final de año, con independencia de su potencia contratada y del precio del mercado, lo que beneficiará a más de 612.000 hogares.

La rebaja del IVA hasta el 31 de diciembre supondrá un ahorro para hogares, autónomos y empresas de 857,5 millones de euros. El impacto presupuestario se dividirá entre este año y el próximo porque el IVA de los meses últimos del ejercicio se ingresará en 2022. En términos de caja, el impacto para este año se estima en 566 millones.

"La medida es temporal, Bruselas ya nos ha avisado del excesivo uso del IVA reducido y si necesitamos ampliar esta medida deberíamos consensuarlo con ellos", ha añadido la ministra María Jesús Montero tras el Consejo de Ministros.

Recorte del impuesto a la producción

La norma también suspende el Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica (IVPEE) entre julio y septiembre. Este tributo grava con un 7% los ingresos obtenidos por la venta de la electricidad en el mercado mayorista y se repercute en el precio de dicho mercado y en la factura final.

Desde finales de 2020 y, especialmente, desde marzo de 2021, el aumento de las cotizaciones del gas natural en los mercados internacionales y de las cotizaciones de CO2 en el Mercado Europeo de Derechos de Emisión (ETS en inglés) ha provocado un indeseado incremento del precio de la electricidad, que ha registrado un precio medio en el mercado mayorista de 67,12 euros por MWh en mayo y superior a 80 euros por MWh en lo que va de junio, un precio muy superior a los 34 euros por MWh registrados en 2020.