El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha querido zanjar la polémica de los indultos asegurando que "nadie ha comprado" a la patronal ni a él. Así lo ha asegurado este lunes en unas jornadas financieras organizadas por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en colaboración BBVA, que ha tenido lugar en Santander.

"Que digan que nos han comprado porque nos han dado una Cruz tiene gracia", ha aseverado el presidente de la patronal, a la vez que ha recalcado que le parece "sorprendente que alguien lance esta fake news". "Estoy orgulloso de esta Gran Cruz pero me parece una falta de respeto para el ejército. No viene a cuento", ha agregado.

Por otro lado, Garamendi ha subrayado que la CEOE no cobra ninguna voluntad del Estado. "Nadie nos ha comprado", ha recalcado el representante de los empresarios.

Garamendi afirmó en una entrevista el pasado jueves que los indultos a los condenados por el 1-O serían bienvenidos si llevan a "que las cosas se normalicen". Ahora, ha dejado claro que "siempre" ha "estado en la misma posición" y que la CEOE no va a "apoyar ni desapoyar [sic] los indultos".

"Los que me conocen saben que estamos con la Constitución española, con el Estado de Derecho y el imperio de la ley", ha continuado el presidente de la CEOE, que ha insistido en que su reflexión tiene que entenderse en el contexto de una entrevista "de media hora".

Así, Garamendi ha explicado que lo que quería decir es que, como presidente de la CEOE, le gustaría que hubiese una situación de "normalidad y estabilidad" para que las "empresas que se han tenido que ir" pudieran volver.

Calviño los justifica

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, en el mismo foro que Garamendi, sí ha justificado los indultos a los líderes del 'procés' porque a cambio se conseguirá una estabilidad política, que servirá como un activo económico.

"Es un tema al que le he dedicado bastante tiempo y pensamientos. La confianza y estabilidad política es un activo económico y todo lo que pueda contribuir a esa estabilidad en principio es positivo para la evolución económica", ha destacado Calviño.