El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue presionando casi a diario a la Reserva Federal (la Fed, el banco central del país) para que baje los tipos de interés y apruebe medidas de estímulo, pero ahora se le están sumando firmas de inversión que ante los últimos datos publicados reivindican lo mismo.

"No tenemos un problema de aranceles (estamos dominando ante malos competidores o injustos), tenemos un problema con la Fed. ¡No tiene ni idea! Si la Fed recortara los tipos de interés, tendríamos una de las mayores subidas en la bolsa en mucho tiempo", publicaba el mandatario estadounidense este mismo viernes en su cuenta de Twitter.

Su ataque ya no llama tanto la atención, ya que los lanza con mucha frecuencia, pero es cierto que esta semana tras conocerse el dato de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del segundo trimestre algunas compañías se han sumado a esta petición.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1167435724557361152?ref_src=twsrc%5Etfw

El jueves se confirmó que el PIB creció un 2% entre abril y junio, una décima menos de lo que se había adelantado inicialmente, y muy por debajo del crecimiento del 3,1% que registró en el primer trimestre del año, y del alza del 3% anual que prometió Donald Trump cuando llegó a la Casa Blanca.

La desaceleración se debió principalmente a la caída del 1,1% en la inversión fija empresarial y el desplome del 5,8% en las exportaciones -que inicialmente se esperaba que perdieran un 5,2%-. Estos datos negativos se vieron compensados por una mejora en el consumo (+4,7%) y en los beneficios empresariales (+4,8%).

Riesgo de recesión

Ante estos datos, Tiffany Wilding, economista de la gestora estadounidense PIMCO, pide "un enfoque más agresivo de la Fed para mitigar el riesgo de recesión en EEUU”.

"Vemos el riesgo de recesión lo suficientemente preocupante como para justificar una mayor política acomodaticia por parte de la Fed. Esperamos que al recorte de tipos de 25 puntos básicos del próximo mes le sigan más recortes a final de año”, afirma.

La experta advierte de que “incluso con estos recortes adicionales, creemos que el crecimiento económico podría desacelerarse y situarse por debajo de su promedio, impulsando un crecimiento de la tasa de desempleo en los siguientes trimestres”.

Próxima cita en 3 semanas

La Reserva Federal decidió a principios de verano rebajar los tipos de interés al rango de entre un 2% y un 2,25%, en el que fue el primer recorte del precio del dinero en casi una década, y ahora los mercados descuentan una nueva bajada en su próxima reunión de los días 17 y 18 de septiembre.

"Es muy probable que la Fed reduzca los tipos en septiembre y quizá aún una vez más en 2019", pronostica la firma aseguradora Solunion en su último informe sobre riesgos de exportaciones.