El comité de auditoría de Santander Consumer USA aprobó el 9 de diciembre la selección de PricewaterhouseCoopers (PwC) como auditor de las cuentas de la entidad del próximo ejercicio, sustituyendo a Deloitte.

El grupo presidido por Ana Botín ya anunció en España el pasado mes de julio la elección de PwC como auditor de sus cuentas para los ejercicios 2016, 2017, y 2018, también en sustitución de Deloitte, que llevaba trece años trabajando para el banco español. En 2014 los servicios de auditoría de Deloitte para Santander le reportaron ingresos de 90 millones de euros.

Santander justificó el fin de su relación con Deloitte aludiendo a las exigencias de “cumplir con las recomendaciones de gobierno corporativo en materia de rotación del auditor externo”, al llevar la consultora más de una década auditando al banco. En el caso de Santander Consumer USA la relación de auditoría se remonta sólo a 2013.

En un comunicado enviado a la SEC, el regulador del mercado estadounidense, Santander Consumer USA señala que no existen "desacuerdos" con el trabajo realizado por Deloitte sobre sus cuentas de 2013 y 2014. La entidad financiera indica que en las auditorías de esos ejercicios la consultora no incluyó ninguna salvedad, salvo, el pasado mes de junio, cuando Deloitte llamó la atención sobre la "debilidad material" del banco a la hora de informar sobre flujos de caja por una "mala clasificación" de los datos financieros.

Salida de López-Monís

Santander Consumer USA ha informado a la SEC de la salida del consejo de dirección de José García Cantera y Mónica López-Monís, y el nombramiento como nuevos directores de José Doncel Razola y Brian Gunn.

López-Monís, abogada del Estado, ha sido entre 2014 y 2015 secretaria general y del consejo de administración de Bankinter; a principios de este año pasó a dirigir la nueva área de cumplimiento bajo la dirección de Rodrigo Echenique. José García Cantera fue estrecho colaborador de Ana Botín en Banesto y se sienta en el consejo de Santander España.