Los ingresos brutos por hora de las mujeres fueron, en 2019, un 14,1 % inferiores al salario de los hombres en la Unión Europea (UE), según informó este lunes la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

Este desequilibrio varió entre los Estados miembros del bloque comunitario, con una mayor brecha registrada en Estonia (21,7 %), Letonia (21,2 %), Austria (19,9 %) y Alemania (19,2 %).

En contra, la diferencia salarial que perciben hombres y mujeres es menor en países como  Luxemburgo (1,3 %), Rumania (3,3 %), Italia (4,7 %) y Bélgica (5,8 %).

En el caso español, las mujeres cobran un 11,9 % menos de media que los hombres, situándose como el 14º país con menos diferencias entre los Veintisiete y a seis Estados miembros de diferencia respecto a la media europea.

Eurostat midió este desequilibrio a través de la brecha salarial de género, que muestra la diferencia entre la media de los ingresos brutos por hora de los hombres y las mujeres, expresada como porcentaje de la media de los ingresos brutos por hora de los hombres.

La Comisión Europea anunció que espera reducir al menos a la mitad la brecha de género en el empleo en 2030 frente a 2019.

La oficina de estadística concluyó el pasado viernes que la brecha de empleo entre hombres y mujeres con un nivel educativo bajo aumentó en los últimos diez años en la UE, llegando a alcanzar los 22,5 puntos en el tercer trimestre de 2020.

Reducir la brecha de género en el salario

Un día antes, la Comisión Europea (CE) anunció que espera reducir al menos a la mitad la brecha de género en el empleo en 2030 frente a 2019 e incrementar la provisión de educación y cuidados formales en la primera infancia para contribuir a una mejor conciliación entre la vida laboral y personal.

Este objetivo se incluye en el plan de acción para implementar el Pilar Europeo de Derechos Sociales que presentaron el pasado jueves el comisario de Empleo, Nicolas Schmit, y el vicepresidente ejecutivo Valdis Dombrovskis.