Una vez presentado el ERTE, que afectará El Corte Inglés, Viajes El Corte Inglés y a Sfera, la compañía de grandes almacenes sigue reestructurando sus filas mientras dure la crisis del coronavirus. Así, si desde hace unos días ya había movilizado a trabajadores de los centros hacia los supermercados, ahora ofrece trabajar en las tiendas a los empleados de Viajes que no estén acogidos al Expediente de Regulación de Empleo Temporal.

En este sentido, según ha podido saber Vozpópuli, la compañía está dirigiendo el ofrecimiento a los empleados de Viajes El Corte Inglés a los que no afecta el ERTE; así, el expediente solo está dirigido a unos 1.900 trabajadores, cerca de un 40% de su plantilla.

"Están pidiendo voluntarios entre los trabajadores que están sin trabajar y no estarán en los ERTE para solidarizarse y ayudar a aliviar la carga de trabajo que tienen los que están atendiendo los pedidos online", cuentan fuentes conocedoras de la petición. Una petición que, no obstante, no ha sentado bien a todos los empleados.

Están contactando con agentes de viajes para ver si quieren ser solidarios con los supermercados

En una comunicación interna de CCOO a los trabajadores, a la que ha tenido acceso este periódico, el sindicato apunta: "Están contactando con agentes de viajes para ver si quieren ser solidarios con los supermercados. Mientras tanto, en El Corte Inglés hacen un ERTE. No tenéis obligación de ir, no somos la misma empresa y no va a haber ninguna represalia", les dice CCOO.

De este modo, El Corte Inglés, que está abriendo todos sus supermercados también los domingos mientras dure el estado de alarma, busca reforzar así el único área que puede tener de momento en activo y en el que el aumento de clientes es evidente. Asimismo, está destinando más personal al servicio Click&Collect que ofrece la compañía y que ha visto multiplicados sus pedidos en los últimos días, ya que el cliente hace el pedido por internet y acude a recogerlo en su vehículo sin tener que bajar del mismo.

Movimientos en los 'súper'

Aunque el caso de El Corte Inglés es particular, por el ofrecimiento al personal de Viajes, los movimientos internos se están sucediendo estos días en las cadenas de supermercados, que están reforzando tanto las cajas como la reposición de productos.

Mercadona, por ejemplo, ha cerrado sus puestos de "listo para comer" y el punto de acabado y ha movido a estos empleados a otras tareas del supermercado.

Con todo, las compañías pretenden mantener estos movimientos de forma provisional mientras dure el estado de alarma y la actividad habitual no pueda retomarse.