EL grupo mexicano Zena Alsea, que opera marcas como Burger King, Foster's Hollywood o Cañas y Tapas, ha anunciado este miércoles la compra de Grupo Vips por 500 millones de euros después de deuda. La operación, que será comunicada a las autoridades de la competencia, quedará pendiente de la aprobación de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) y se cerrará en cuanto dicho organismo dé su conformidad.

Esta operación, que adelantaba esta mañana El Confidencial, provocará que los actuales accionistas de Grupo Vips, la familia Arango y ProA Capital, reinvertirán 75 millones de euros, mediante una ampliación de capital, en Food Service Project, sociedad participada al 100% por Alsea y propietaria de la mayoría de Grupo Zena en España desde el año 2014, convirtiéndose en socios minoritarios de la misma con una participación aproximada al 8%.

Esta fusión creará un grupo de restauración con más de 800 millones de euros en España y Portugal y gestionará más de 1.000 restaurantes. Fruto de esta operación, el nuevo grupo contará en el mercado ibérico con un portfolio de diez enseñas comerciales: Fosters Hollywood, Vips, Domino's Pizza, Starbucks, Ginos, Burger King, Fridays, Lavaca, Cañas y Tapas y wagamama.

El grupo resultante contará con más de 20.000 empleados, entre empleados propios y unidades franquiciadas, y con un resultado bruto de explotación (Ebitda) superior a los 100 millones de euros. ING, Garrigues y Cuatrecasas han actuado como asesor financiero y abogados del Comprador, mientras que Linklaters ha actuado como asesor legal del Vendedor. EY, por su parte, ha realizado la 'Due Diligence'.