Caixabank tiene la intención de ejecutar el plan de cierre de oficinas una vez se haya completado la integración tecnológica, prevista para noviembre de 2021. La entidad catalana no quiere generar confusión entre sus clientes y por ello ha optado por aplazar dicha acción hasta que no estén integrados los dos bancos totalmente.

La entidad catalana ha comenzado a negociar con los sindicatos un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que traerá consigo el correspondiente ajuste de oficinas. El mercado especula con un recorte de 8.000-8.500 personas y con el cierre de unas 3.000 sucursales. Cabe destacar que ningún banco ha hecho declaraciones al respecto a preguntas de este medio y emplazan a las negociaciones que comenzarán la próxima semana.

La entidad resultante cuenta con unas 6.600 oficinas, de las cuales 2.399 pertenecen a Bankia y 4.200 a Caixabank. En ciertas comunidades autónomas este tamaño no será problema, como en Cataluña, donde la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri tiene mucha presencia (1.054 oficinas). En cambio, Bankia apenas tiene 135 en esta misma región. 

No es así en otras como la Comunidad Valencia, donde por tamaño y población 752 oficinas es excesivo. Lo mismo sucede en Andalucía (1.046); la Comunidad de Madrid (1.046); Islas Baleares (302) o Canarias (450). En las regiones que menos presencia tendrá la entidad son: Cantabria (64); Asturias (69); Extremadura (72); La Rioja (74) y Aragón (89). 

Según un informe de Barclay's, el solapamiento de sucursales entre ambas entidades alcanzaría el 23% (1.411 oficinas), si se atiende al código postal. Suponiendo que por cada oficina cerrada se recorte la mitad de sus empleados (escenario medio), los costes de reestructuración podrían ser ligeramente superiores a los 1.000 millones de euros, con un potencial de ahorro anual de casi 500 millones de euros.

Empleados de Caixabank

La nueva Caixabank cuenta con un total de 46.000 empleados de los que dos tercios corresponden a la entidad que da el mismo nombre y la otra parte restante a Bankia. Tanto el presidente del banco, José Ignacio Goirigolzarri, como su consejero delegado, Gonzalo Gortázar, han advertido en varias ocasiones que en esta negociación no se tendrá en cuenta la edad sino la valía del trabajador.

Sea como fuere, del total de empleados, 4.542 son mayores de 50 años dentro del Caixabank. Esta cifra asciende hasta los 5.100 banqueros cuando se habla de Bankia, a cierre de 2020 y según los registros de ambas entidades consultados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).