Caixabank no da su brazo a torcer en las salidas voluntarias del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha puesto en marcha para 7.605 personas. Los sindicados y el banco llevan casi un mes negociando esta nueva ronda de salidas, que en un principio ascendía a 8.291 personas, y este es el único punto en el que aún no se divisa un consenso.

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri ya ha bajado el número de afectados en 866 y ha mejorado ciertas condiciones, pero lo que no está dispuesto a cambiar es en el hecho de que una parte del ERE se cubra con "meritocracia", tal y como ha señalado la propia entidad desde el comienzo de las negociaciones.

Y es que Caixabank, a nueve días del fin de las negociaciones, mantiene en el 60% el límite máximo de empleados mayores de 52 años que pueden adscribirse al plan de extinciones. La entidad defiende que este límite se pone para "preservar el equilibrio generacional y evitar que todas las salidas se concentren en el mismo tramo de edad", pero también se hace para mantener el talento.

La última propuesta de la dirección de Caixabank incluye también un incremento de la propuesta de compensaciones de la extinción de contratos con una nueva definición de colectivos por edades. La entidad ha incluido una generación más -desde 56 años- en el colectivo que recibiría, hasta cumplir los 63, un pago fraccionado correspondiente al 54% de su salario fijo, además del pago del convenio especial con la Seguridad Social.

También se ha añadido a los empleados de 54 años en el colectivo que recibiría una indemnización de pago único consistente un 53% del salario multiplicado por 5,5, así como el pago del convenio especial con la Seguridad Social hasta que el trabajador cumpla 61 ó 62 años.

También se han definido condiciones específicas para las personas de 52 o 53 años, que recibirían una indemnización del 50% del salario regulador multiplicado por 5,5. Para el resto de trabajadores, la indemnización sería de 35 días de salario por año de servicio con un tope de 24 mensualidades.

Las recolocaciones de Caixabank

Las recolocaciones se distribuirán entre varias filiales tecnológicas y de servicios especializados, como la tecnológica Caixabank Tech, la inmobiliaria Building Center, la filial de medios de pago y financiación al consumo Caixabank Payments & Consumer, la filial de servicios Caixabank Operational Services o la filial de análisis de datos Caixabank Business Intelligence, entre otras.

Durante la última reunión, el banco también ha presentado una nueva propuesta de cambios en las condiciones laborales que se centra en aspectos ligados al desarrollo del modelo de negocio, medidas para facilitar la organización de las oficinas del ámbito rural y los ofibuses y la reforma del sistema de previsión social.