La nueva Caixabank, tras la absorción de Bankia, se ha convertido en el primer accionista, distanciado del siguiente, Santander, de Bizum, la plataforma que ha revolucionado en España el pago entre particulares.

La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri ha alcanzado el 33,4% del capital de Bizum -al sumar el 23% que poseía antes y el 11% que tenía Bankia- alejado del 18% que tiene Santander, el 16% de BBVA y el 10% de Sabadell; otras entidades financieras se reparten el 20%.

Para Caixabank, Bizum es un potente escaparate en el que mostrar su apuesta por la digitalización. La entidad es también la primera del país en número de clientes de Bizum, con una cuota de mercado superior al 20% de clientes, y la primera en número de operaciones, con el 34’3% de la actividad total (hace un año).

Bizum empezó a operar en septiembre de 2016, constituida por cerca de una treintena de entidades financieras

Pero la entidad tendrá que reducir su participación en la empresa. Los estatutos de Bizum marcan un límite de participación en su capital del 24%, por lo que Caixabank tendrá que desprenderse de un 9,4%.

En el acuerdo de fusión con Bankia, se informó a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia que Caixabank se comprometía a cumplir con los límites de participación establecidos en los estatutos de las empresas en las que también participara Bankia. No obstante, no se precisa en el acuerdo de fusión un plazo de tiempo para la desinversión.

La mayoría de los bancos que operan en España, cerca de una treintena, se pusieron de acuerdo en 2015 para lanzar una plataforma de pago a través del móvil que sirviera de dique de contención al avance en este campo de las multinacionales tecnológicas, contratando a Deloitte y Accenture para su desarrollo.

En octubre de 2016 comenzó a operar Bizum, gestionada por la sociedad constituida por la banca, Procedimientos de Pago, en cuyo primer consejo de administración se sentaron representantes de Santander, BBVA, Caixa, Sabadell, Popular, Bankia, Kutxabank y Unicaja.

De acuerdo a las últimas cuentas anuales disponibles de Bizum, del ejercicio 2019, a las que este diario ha accedido a través de Insight View, la empresa disparó su cifra de negocios hasta los 4,2 millones (1,6 millones en 2018).

Bizum prevé alcanzar este año los 20 millones de usuarios, desde los 3,6 millones con los que contaba en 2018

Los gastos de explotación y personal de la empresa son algo superiores a los ingresos, con lo que el resultado registrado en 2019 fueron pérdidas de 15.513 euros (3.729 euros perdidos un año antes).

La compañía explica en su informe de gestión del ejercicio 2019 que terminó con 6,2 millones de usuarios, frente a los 3,6 millones con los que terminó en 2018. Solo en diciembre de 2019 captó 560.000 nuevos clientes.

En 2020 Bizum disparó su número de usuarios, superando los 15 millones, y prevé alcanzar los 20 millones este ejercicio, según informa en su web.

En 2020 el importe medio por operación con Bizum fue de 48,3 euros y los pagos en comercios electrónicos a través de este sistema alcanzaron los 54 millones de euros en más de 850.000 compras, con un importe medio de 54 euros.