El coronavirus ha cambiado por completo la forma en la que se relaciona la sociedad y prueba de ello es el auge que ha tenido Bizum en la Iglesia. Muchas parroquias han adaptado el famoso cepillo y ahora piden 'la voluntad' a través de este canal. En concreto, Bizum contempla que hay alrededor de 1.000 organizaciones, como parroquias, iglesias, obispados y arzobispados adscritas y que ya operan a través de la app.

Los centros de culto se asocian como ONG y así consiguen que se puedan hacer transferencias sin tener que usar el metálico y evitar, de esta forma, el contacto físico en la misa. Bizum no cuenta con los datos desagregados pero en lo que va de año, las ONGs adscritas, incluida la Iglesia, han recibido más de dos millones de euros y se prevé que este volumen supere los diez millones antes de que termine el año.

Se trata de un cambio de paradigma que se entiende mejor con la tendencia creciente del uso de Bizum entre grupos de personas más mayores. De hecho, en 2020, el segmento de población que va entre los 45 y 50 años es el que más ha crecido dentro de la plataforma, según palabras del director de Desarrollo de Negocio de Bizum, Fernando Rodríguez durante una mesa redonda organizada por Europa Press y Kreab.

Bizum y la pandemia hunden el efectivo

Y es que la pandemia Bizum han provocado una caída histórica en el uso del efectivo en España. La tendencia, cada vez más generalizada, de pagar con tarjeta y utilizar medios de pagos instantáneos, así como el temor a intercambiar monedas y billetes con desconocidos -por higiene- ha llevado a niveles de 2005 el uso de efectivo y a un registro mínimo en la serie histórica las operaciones en cajeros.

Según los últimos datos ofrecidos por el Banco de España, en nuestro país se realizaron 625,6 millones de extracciones en cajeros en 2020, que suponen 102.197 millones de euros, un 18,36% menos que en 2019. Como es lógico, durante el segundo trimestre, el uso de efectivo se desplomó (-34,98%), coincidiendo con el confinamiento estricto vivido en España.

No obstante, la tendencia bajista se mantuvo durante el resto del año, con caídas del 14,48% en el tercer trimestre y del 14,07% en los últimos tres meses del ejercicio. Lo mismo ocurrió con el número de operaciones. Se redujeron a más de la mitad (51,79%) en el segundo trimestre y cayeron un 26,44% y un 28,01% en el tercer y cuarto trimestre, respectivamente.

Estos movimientos tienen lugar en un año en el que la red de cajeros automáticos en España se ha reducido en 1.020 cajeros en 2020 (-2,02%), terminando el año con un total de 49.481. Por el contrario, la red de terminales de puntos de venta (TPV) creció un 6,77%, hasta los 2,07 millones de dispositivos.

La caída del efectivo también guarda relación con el crecimiento exponencial de BizumLos usuarios de la solución de pago por móvil de la banca española superan ya los 15 millones y se han alcanzado las 370 millones de operaciones desde su lanzamiento.

En total, desde su lanzamiento se han transferido más de 18.000 millones de euros para pagar cenas, Netflix y regalos, entre otros. Un total de 11.500 comercios electrónicos ya utilizan esta solución y se han donado 12,5 millones de euros a 3.300 ONG asociadas.