La pandemia y Bizum han provocado una caída histórica en el uso del efectivo en España. La tendencia, cada vez más generalizada, de pagar con tarjeta y utilizar medios de pagos instantáneos, así como el temor a intercambiar monedas y billetes con desconocidos -por higiene- ha llevado a niveles de 2005 el uso de efectivo y a un registro mínimo en la serie histórica las operaciones en cajeros.

Según los últimos datos ofrecidos por el Banco de España, en nuestro país se realizaron 625,6 millones de extracciones en cajeros, que suponen 102.197 millones de euros, un 18,36% menos que en 2019. Como es lógico, durante el segundo trimestre, el uso de efectivo se desplomó (-34,98%), coincidiendo con el confinamiento estricto vivido en España.

No obstante, la tendencia bajista se mantuvo durante el resto del año, con caídas del 14,48% en el tercer trimestre y del 14,07% en los últimos tres meses del ejercicio. Lo mismo ocurrió con el número de operaciones. Se redujeron a más de la mitad (51,79%) en el segundo trimestre y cayeron un 26,44% y un 28,01% en el tercer y cuarto trimestre, respectivamente.

Estos movimientos tienen lugar en un año en el que la red de cajeros automáticos en España se ha reducido en 1.020 cajeros en 2020 (-2,02%), terminando el año con un total de 49.481. Por el contrario, la red de terminales de puntos de venta (TPV) creció un 6,77%, hasta los 2,07 millones de dispositivos.

La estadística del Banco de España recoge un incremento de los pagos con tarjeta en TPV del 4,4% en 2020, hasta 4.735 millones de operaciones, con aumentos todos los trimestres respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, a excepción del segundo, donde las operaciones cayeron un 16% frente a abril-junio de 2019. En los últimos 20 años, el número de pagos con tarjeta ha crecido todos los ejercicios.

Datos de Bizum

La caída del efectivo también guarda relación con el crecimiento exponencial de Bizum. Los usuarios de la solución de pago por móvil de la banca española superan ya los 14 millones y se han alcanzado las 318 millones de operaciones desde su lanzamiento.

En total, desde su lanzamiento se han transferido más de 16.300 millones de euros para pagar cenas, Netflix y regalos, entre otros. Un total de 10.000 comercios electrónicos ya utilizan esta solución y se han donado 11,5 millones de euros a 2.850 ONG asociadas.

Al finalizar 2020 más de 6,9 millones de usuarios contaban con su clave Bizum, que permite realizar compras en la red de forma segura según los criterios de doble autenticación en los más de 8.000 comercios adscritos. Sin embargo, Bizum quiere contar con 18.000 comercios online que acepten esta solución de pago en 2021.

ING ya usa Bizum

El banco holandés anunció el pasado 20 de julio que sus clientes podrían empezar a utilizar Bizum muy pronto. Una semana después, el 28 de julio, el servicio de pagos inmediatos estaba disponible. Desde entonces, unos 400.000 clientes de ING se han dado de alta y han realizado unas 765.000 operaciones con un volumen total transaccionado de 37 millones de euros, según datos facilitados por la entidad a Europa Press.

Bizum también está disponible para: BBVA, CaixaBank, Santander, Banco Sabadell, Bankia, Kutxabank, Caja Rural, Unicaja, Ibercaja, Grupo Cooperativo Cajamar, Abanca, Bankinter, Liberbank, Laboral Kutxa, Evo Banco, Eurocaja Rural, Caja de Ingenieros, Mediolanum, Cajalmendralejo, Caja Sur, Deutsche Bank, Imagine Bank y Openbank.