El alquiler de autocaravanas se presenta como una alternativa en auge de cara a las próximas vacaciones de verano. La crisis del coronavirus y el miedo al contagio dan ahora impulso a un sector que poco a poco se recupera tras una importante caída en el número de matriculaciones durante el confinamiento.

"A nivel nacional está todo prácticamente reservado para alquiler durante los meses de verano", apunta a Vozpópuli José Cruz, miembro de la junta directiva de la Asociación Española de la Industria y Comercio del Caravaning (ASEICAR).

El relajamiento de las medidas ha propiciado que la gente comience a reservar antes si se compara con otros años y ha disparado la demanda: "Ahora es muchísimo mayor", ratifica Cruz. Aunque todavía no pueden cuantificarlo, estiman un aumento del 50% en el número de contactos para alquilar con respecto a 2019. 

Tenemos mucha confianza en recuperarnos, pero no creo que sea por completo"

Este sector llevaba tres años encadenando resultados de récord, sin embargo la crisis de la covid-19 ha supuesto importantes pérdidas. El pasado mes de marzo el número de matriculaciones de autocaravanas y campers se redujo un 47% frente al mismo periodo de 2019 y en abril, en pleno confinamiento, llegó a superar el 95%. "Tenemos mucha confianza en recuperarnos, pero no creo que sea por completo", señala Cruz a este diario. 

5.500 autocaravanas para alquilar

Actualmente en España hay un total de 5.500 vehículos de este tipo para alquilar. El precio varía entre los 150 y los 190 euros por día dependiendo del número de plazas de cada autocaravana y de las prestaciones que ofrezca. 

Según explican desde ASEICAR, esta forma de hacer turismo se plantea como uno de las más seguras a la hora de cumplir las medidas sanitarias y el distanciamiento social, ya que las autocaravanas cuentan con espacios propios como si se tratase de una vivienda particular.

Con el objetivo de garantizar la seguridad de sus clientes la asociación ha puesto en marcha el distintivo 'caravaning anti covid' —exclusivo para sus empresas asociadas—, que incluye un protocolo con importantes medidas sanitarias como la utilización de peróxido de hidrógeno y/u ozono para la desinfección de los vehículos o la instalación de mamparas en las mesas y mostradores de los establecimientos.