Motor

Probamos la 500 DS de la nueva marca china Voge: trail en versión ‘low cost’

Los fabricantes chinos de motocicletas comienzan a desembarcar en segmentos hasta ahora inaccesibles para ellos, como el de las trail. La nueva marca Voge lo hace con un modelo de ajustado precio

Probamos la 500 DS de la nueva marca china Voge: trail en versión ‘low cost’
Probamos la 500 DS de la nueva marca china Voge: trail en versión ‘low cost’

Es uno de los segmentos más en auge, el de las trail destinadas sobre todo a la carretera, y China ya ha puesto su vista en él. La nueva marca Voge entra de lleno con una sorprendente 500DS que lo hace todo bien y a un precio de lo más ajustado. Cómoda, eficaz sobre el asfalto y con una fácil conducción será una opción muy a tener en cuenta si puedes prescindir sólo de unas altísimas prestaciones.

Y es que el segmento de trail de media y alta cilindrada sigue siendo uno de los que más interés despierta entre los aficionados a la moto por las muchas posibilidades que ofrecen tanto en el día a día en ciudad y alrededores como en largos desplazamientos en carretera, aunque sus precios no suelen ser todo lo accesible que gustaría. Desde China llega ahora esta nueva marca que busca justo eso, acercarse a un cliente que no estaba dispuesto a desembolsar más de 10.000 euros por una moto de estas características.

Por ello modelos como esta novedosa 500DS será una alternativa muy a tener en cuenta por su ajustado precio, por debajo de los 6.000 euros, pero también por el buen comportamiento general que ofrece con apenas pequeños matices propios de su precio. El tacto del cambio no es especialmente preciso pero no supone un escollo para descartarla, y sólo un nivel de prestaciones acordes a sus poco más de 40 CV puede hacer dudar a aquellos que gustan de disfrutar de mucha potencia en el puño del acelerador.

Instrumentación 100% digital
Instrumentación 100% digital

Aun así, sorprende el buen nivel de dinamismo que ofrece, y puedes mantener ritmos elevados tanto en trazados rectos y amplios como en carreteras muy viradas, jugando con el cambio algo más que en modelos trail más potentes que rozan los 100 CV. Sin duda que un pequeño empujón en su potencia para subirla a los 60 ó 70 CV sería un paso decisivo para aumentar el interés en esta sorprendente 500DS, que cumple de forma muy razonable con lo que ofrece y sin duda convencerá a más de uno cuando la pruebe.

Estética y potente

Su estética ya es uno de sus puntos fuertes antes de subirnos a ella, una imagen moderna y robusta a la vez que se complementa con detalles de nivel como la iluminación Full Led o pantalla regulable. También destaca su completísimo cuadro de instrumentos con pantalla TFT a color con abundante información incluyendo presión de neumáticos, dos diseños diferentes del cuadro y Bluetooth para conectar el teléfono móvil mostrando las llamadas entrantes.

Al arrancar el motor el sonido es muy bicilíndrico, ronco al acelerar en vacío y con una sensación al hacerlo de ser más potente de lo que anuncia. La postura de conducción resulta muy cómoda, con un manillar ancho y un asiento amplio con una altura de 810 milímetros que permite llegar al suelo sin dificultad incluso a tallas medias. Todo cae muy a mano y los diferentes mandos ofrecen un tacto de calidad, excepto como ya hemos dicho el cambio, ruidoso al engranar marchas y sin la precisión de las mejores trail europeas o japonesas.  Pero tanto el embrague como el acelerador contribuyen a una conducción muy agradable, con un suave accionamiento de la maneta y un tacto en la del freno que permite dosificar la frenada con mucha confianza y apurarla cuando hace falta.

La pantalla regulable protege del aire con eficacia incluso en su posición más baja, suficiente para sentir ligeramente el aire en la zona alta de casco permitiendo cómodos cruceros de 140 km/h de marcador. La solidez del bastidor hace muy fácil la conducción, apoyado en una horquilla invertida de gruesas barras de 41 milímetros y un tarado firme para soportar fuertes frenadas pero muy confortable sobre el asfalto incluso rugoso. El monoamortiguador trasero cumple también con buena nota, y la 500 DS se mueve entre curvas con mucho aplomo manteniéndose en la trazada con total precisión.

Entra en curva con una leve insinuación sobre el manillar y tumba siempre transmitiendo mucha confianza en sus reacciones. Con sus poco más de 40 CV hay que dejarla “correr” llegando a la curva, intentando una conducción más a ritmo para aprovechar de la mejor manera sus casi 44 CV de potencia, que dan para mucho más de lo esperado. Con una velocidad máxima que roza los 170 km/h, las carreteras viradas de suave trazado son su terreno preferido, pero incluso en zonas muy viradas y de cambios constantes de dirección y fuertes frenadas sorprende lo bien que se defiende.

Sólo si buscas rápidas aceleraciones a la salida encontrarás los límites de la 500DS, pero en cualquier caso disfrutas mucho a sus mandos, sobre todo sabiendo su precio de comercialización. Y si de viajar se trata, mantiene con facilidad ritmos constantes de 140-150 km/h de marcador, con una posición de conducción perfecta para largas distancias, mucha protección del aire… y consumos muy bajos. A ese buen ritmo, con 17 litros de capacidad y una media de apenas 4,5 l/100 km superas de largo los 300 kilómetros.

Ficha técnica 

Versión: 500 DS Precio: 5.595 euros

Motor: 2 cilindros en línea  Cilindrada: 471 cm3  Potencia máx.: 43,5 CV a 8.500 rpm  Par máximo: 41 Nm a 7.000 rpm  Transmisión: Por cadena  Caja de cambios: 6 velocidades  Altura del asiento: 821 mm.  Peso: 205 kg.  Depósito de combustible: 16,5 litros Consumo medio: 4,5 l/100 km Autonomía: 366 km. Velocidad máxima: 165 km/h.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba