Deporte S.A.

Real Madrid, Barça y Atlético maniobran para montar su propia liga a partir de 2022

Los tres clubes españoles apuran entre bambalinas un proyecto de liga europea junto a los grandes ingleses, italianos, alemanes y franceses; apuntan a mil millones de euros por TV para el campeón

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. Efe

El agujero en el mercado del fútbol provocado por el coronavirus, de más de 4.000 millones de euros, ha reactivado los planes de los clubes más grandes del Viejo Continente de dar un golpe sobre la mesa de las federaciones e instituciones nacionales y continentales e intentar ir por libre, con una liga de gigantes que podría multiplicar al menos por cuatro sus ingresos

Según avanzan fuentes conocedoras de las negociaciones a Vozpópuli, al menos 18 equipos grandes a nivel europeo apuran en estos momentos entre bambalinas acordar un proyecto de liga privada al estilo NBA o Euroliga de baloncesto con la intención de que comience a funcionar ya a partir del año 2022. Las mismas fuentes señalan que existen varios bancos de inversión y fondos interesados.

Se trataría de una liga cerrada en la que los equipos que la disputen asumirían la forma de franquicias, esto es, no habría ascensos ni descensos deportivos. Jugarían una liga de entre 18 y 20 equipos a doble vuelta, todos contra todos, y luego, unos playoffs finales para definir al campeón.

Recientemente, el 'big six' inglés (Arsenal, Chelsea, Liverpool, Manchester United y City, y Tottenham) intentó frustradamente cambiar el modelo de reparto de la Premier

Fuentes conocedoras del proyecto confirman que los equipos españoles con un lugar asegurado son el Real Madrid, el Fútbol Club Barcelona y el Atlético de Madrid. A preguntas de este medio, ninguno de los tres clubes ha hecho comentarios. Se abordó la posibilidad de que ingrese otro equipo español como el Valencia.

La liga incluiría a grandes clubes de, al menos, Inglaterra, Italia, Francia y Alemania. Inglaterra sería el país con más representantes, toda vez que se trata de la liga que actualmente genera más negocio y con las entidades más reacias a un proyecto continental. Recientemente, el big six inglés (Arsenal, Chelsea, Liverpool, Manchester United y City, y Tottenham) intentó frustradamente cambiar el modelo de reparto de la Premier.

Paralela a la liga mundial

El proyecto de liga europea no sería otra versión sino que iría en paralelo a la iniciativa de liga mundial que, como informó este medio, encabeza el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, con el rechazo de la UEFA (la federación europea) y las ligas nacionales, pero con el beneplácito del presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

La liga mundial se prolongaría durante una temporada y se simultanearía con la liga europea de clubes pero no se realizaría todos los años (como sucede ya, por ejemplo, con la liga europea de Naciones) sino, probablemente, cada dos años o en los años del Mundial de Naciones (como 2022), de forma que ambos torneos no se solapen sino que se potencien. El Mundial de Naciones es hoy la principal pero estancada fuente de ingresos de la FIFA.

De acuerdo a los cálculos de los promotores de la liga europea, el campeón obtendría alrededor de mil millones de euros por derechos de televisión frente a los 111 millones que ganó el Liverpool por la Champions 2018-2019

De acuerdo a los cálculos de los promotores de la liga europea, el campeón obtendría alrededor de mil millones de euros por derechos de televisión frente a los 111 millones que ganó el Liverpool por la Champions 2018-2019 (el Real Madrid, por ejemplo, ingresó 250 millones por televisión entre todas las competiciones en la última temporada pre-covid, la 2018-2019). La bolsa de ingresos de los clubes podría multiplicarse por cuatro en promedio respecto a los valores precovid.

Presión a la UEFA y golpe a La Liga

Distintas fuentes coinciden en señalar que los grandes buscan en el fondo incrementar su cuota sobre los ingresos que genera el fútbol: bien con una liga propia, bien presionando a las patronales nacionales y a la propia UEFA para que les ceda más poder.

La entidad que preside Aleksander Čeferin ya aumentó en más de un 50% el dinero por televisión repartido entre los clubes participantes de la Champions en el último lustro (de 1.200 a 1.900 millones), pero esto no parece convencer a los gigantes, convencidos de que por su cuenta podrían conseguir muchos más ingresos. 

"La rumoreada superliga mundial matará el prestigio y entretenimiento alrededor de las ligas domésticas para los aficionados y jugadores y diezmará los recursos de los equipos medianos y pequeños", ha dicho el ahora consejero de UEFA Luis Figo.

Desde La Liga de Javier Tebas han respondido que este tipo de proyectos implican no conocer cómo funciona el negocio del fútbol. "Son proyectos de barra de bar", ha llegado a afirmar Tebas.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba