Economía

El PSOE quiere una auditoría a fondo de Sareb en el año clave de su plan

Dirigentes socialistas quieren que el Frob haga una auditoría a fondo de Sareb. Llegaría en un momento clave del banco malo, en el que se quiere aprovechar la ventana de mercado para vender más activos

Jaime Echegoyen, presidente de Sareb.
Jaime Echegoyen, presidente de Sareb. Efe.

El cambio de Gobierno llega en un momento clave para Sareb. La sociedad presidida por Jaime Echegoyen está en un proceso de revisión de toda su cartera para acelerar la venta de activos. La llegada del PSOE puede frenar este plan, ante el interés socialista de llevar a cabo una auditoría exhaustiva de la situación del banco malo.

Lo ha señalado en más de una ocasión el diputado del PSOE, Pedro Saura, la última el 5 de abril en el Congreso: "Creo que tiene que haber luz y taquígrafos y el presidente del Frob [Fondo de Reestructuración] tiene que pedir una auditoría pública de la Sareb desde todas las ópticas, pero sobre todo desde la óptica de los pasivos contingentes para evaluar la deuda pública en su conjunto".

Saura hizo estas declaraciones desde el papel del principal partido de la oposición. Dos meses después, una moción de censura exprés ha hecho que el Frob pase a depender de un ministro socialista. 

¿Cambio de rumbo?

Fuentes financieras consultadas por este medio descartan un cambio de rumbo total de Sareb. El banco malo tiene capital mayoritariamente privado (un 55%, por un 45% del Frob) y el PSOE no discute el fin último de la sociedad: desinvertir sus activos sin costar más dinero a los contribuyentes.

Lo que sí puede hacer el nuevo Gobierno es marcar una hoja de ruta distinta y frenar el plan de desinversiones. El Ejecutivo tiene dos vías de llegada a Sareb: el puesto en el consejo de Jaime Ponce, presidente del Frob; y la Comisión de Seguimiento que preside el Ministerio de Economía, y en la que participan representantes de Hacienda, el Banco de España, la CNMV y el BCE -como observador-.

Sareb tiene en marcha distintos proyectos para traspasar gran parte de sus activos en los próximos meses

Lejos de estas incertidumbres, el equipo gestor de Sareb quiere quedarse lejos del debate político para poder seguir ejecutando su plan.

Tras sus cinco primeros años de vida, que se cumplieron a comienzos de 2018, Sareb ha decidido acelerar la venta de activos. Tras las ventas de grandes carteras ejecutadas por Santander y BBVA el año pasado, el equipo de Echegoyen se ha convencido de que hay una ventana de mercado que aprovechar.

Sareb necesita este acelerón ya que tras cinco años de vida -un tercio de los quince programados- sólo ha reducido su balance en un 26,7% y amortizado un 25,7% de la deuda avalada por el Estado. Este último punto, los bonos semipúblicos, son lo que más preocupan al PSOE.

Vendaval de operaciones

Al interés de Sareb por vender se suma que el momento es de máximo apetito de los grandes fondos internacionales, ante la recuperación inmobiliaria. Y que otros mercados competidores, como Italia, están fuera del foco de los inversores actualmente.

Es por ello, que el banco malo ha sacado al mercado carteras por valor de 4.500 millones; sacó a bolsa la socimi Témpore Properties; ha encargado a Goldman el sondeo de la venta de 30.000 millones en deuda, según El Confidencial; ha empezado a negociar una alianza para promover suelo con Aedas y Aelca, según El Economista. Proyectos ajenos a la política pero a los que afectan la sombra del cambio de Gobierno.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba