PGE El presupuesto de Defensa se dispara al incluir casi 2.000 millones de gasto en armamento

El Gobierno asegura que este gasto no tiene impacto en el déficit porque se debe a entregas realizadas en ejercicios anteriores.

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal
La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal Héctor Martín

Según los Presupuestos de 2017, la política de Defensa contará con 5.758 millones de euros en 2017, lo que supone un aumento del 0,4%. Pero lo cierto es que a esta cantidad hay que sumar una partida nueva que se ha incorporado por primera vez a las cuentas: los programas especiales de armamento, que suponen 1.818 millones.

Esta cifra, según las cuentas presentadas este martes por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no tiene impacto en el déficit público del 2017, al tratarse de entregas realizadas en ejercicios anteriores. En Vozpópuli ya habíamos adelantado que el Gobierno había pactado con el Partido Socialista y Ciudadanos hacer este esfuerzo de transparencia

Durante varios ejercicios, el Gobierno recurrió a créditos extraordinarios para encarar este tipo de gastos siguiendo una actuación que fue también costumbre en los Gabinetes socialistas. Después de la llegada del PP al Ejecutivo a finales de 2011, el PSOE llevó esta práctica al Constitucional y el verano pasado falló que todo el gasto militar debe consignarse en las cuentas anuales.

Desde 1997

Hace dos legislaturas, el grupo parlamentario de UPyD fue el que más insistió en las denuncias de opacidad de los programas especiales de armamento, a través de los cuales se llegó a acumular una factura pendiente con la industria especializada superior a los 30.000 millones de euros.

Estos programas datan de 1997, cuando a través del Ministerio de Industria se activaron créditos blandos para ayudar a las empresas a producir determinados tipos de material militar. Durante la etapa socialista se realizó una auditoría en la que se concluyó el escaso control ejercido sobre este tipo de programas y el poder excesivo ganado por los contratistas. Pese a ello, se continuó con una dinámica que no reflejaba en los presupuestos anuales las partidas concretas destinadas a compra de fragatas, aviones y carros de combate.

El pasado diciembre, una de las primeras medidas que adoptó el departamento de Cospedal fue reprogramar la modernización de las Fuerzas Armadas previendo para este ejercicio una dotación algo superior a los 1.800 millones de euros.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba