Impuestos

Montero avisa de que se pueden subir los impuestos en 72.000 millones de euros

Su Ministerio está elaborando los Presupuestos Generales del Estado, que incluirán una potente subida de impuestos para intentar cuadrar las cuentas

Montero avisa de que se pueden subir los impuestos en 72.000 millones de euros
Montero avisa de que se pueden subir los impuestos en 72.000 millones de euros

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha lanzado este martes una advertencia: España tiene margen fiscal para subir los impuestos en el equivalente de seis puntos porcentuales de PIB, la distancia que separa al país de la presión fiscal media que hay en los países de la Eurozona. Esos seis puntos de PIB equivaldrían a una recaudación adicional de unos 72.000 millones de euros. 

Este hachazo fiscal es necesario si el Gobierno desea mantener un elevado gasto público -que se incrementará aún más por el incremento del gasto sanitario derivado de la pandemia del coronavirus, el incremento del gasto en el pago de pensiones por el envejecimiento de la población, y medidas sociales para paliar las consecuencias de la crisis, como el Ingreso Mínimo Vital, que cuesta 3.000 millones de euros al año-. Subir los impuestos será la estrategia a la que recurrirá el Ejecutivo para intentar atajar el déficit público, amparándose en las diferencias con Europa y en las recomendaciones de instituciones económicas. 

La última en lanzar un mensaje que apoya al Ministerio en su decisión de subir los impuestos ha sido el Banco de España, que este martes en el Congreso de los Diputados recordaba que la recaudación total en impuestos sobre PIB se sitúa aproximadamente en un 35% en España, a seis puntos porcentuales del nivel alcanzado en el conjunto del área del euro y a dos puntos de diferencia si se considera la media aritmética de los países. 

Por detrás en IVA, Sociedades y medioambientales

Las principales diferencias, por tipo de impuesto, se encuentran en el IVA, que explica un 40% de la brecha entre España y la UE. Esto se debe a que en nuestro país son demasiados los productos que están gravados con tipos reducidos y supereducidos, del 4% y 10%, respectivamente; lo que merma el conjunto de la recaudación por consumo. 

También España se sitúa por debajo en la recaudación por Impuesto de Sociedades y tributos especiales, que explican un 30% de las diferencias con la UE. Dentro de este último grupo, las tasas para las actividades contaminantes son 0,8 puntos inferiores en términos de recaudación en España, "fundamentalmente como consecuencia de la baja imposición sobre los hidrocarburos y sobre el transporte en nuestro país".

Lo que pagan las empresas en cotizaciones sociales a la Seguridad Social por sus trabajadores sí es superior en España a la media de la UE, lo que encarece sus costes. En España, se penaliza más con impuestos el capital que en la UE, pero se grava menos el trabajo y el consumo. 

El Banco de España recordaba este martes que en recaudación por IRPF sí nos encontramos en línea con Europa, por lo que no estaría tan justificado un incremento del impuesto que pagan las rentas altas -creando dos nuevos tramos-, como recogen en su programa de Gobierno PSOE y Unidas Podemos. 

Recortar beneficios fiscales y nuevos tributos

Además de subir la fiscalidad, el Gobierno tiene previsto reducir el elevado nivel de beneficios fiscales que existen en comparación también con otros países.

"Estos beneficios, derivados de la presencia de numerosas exenciones, deducciones y tipos especiales reducidos, generan pérdidas importantes de recaudación, y distorsionan la eficiencia y la equidad del sistema impositivo", apuntaba el Banco de España, por lo que está previsto que el Ejecutivo los reconsidere utilizando para ello el informe que ha elaborado la Airef.

En el plano fiscal también están en tramitación parlamentaria la 'tasa Google' y la 'tasa Tobin', figuras que el supervisor no ve muy recomendables dado que cree preferible que haya para ellas coordinación internacional.

"En particular, el alto grado de integración internacional de nuestra economía, en un contexto en el que algunas bases imponibles pueden desplazarse con una relativa facilidad entre jurisdicciones, sugiere la conveniencia de alcanzar un cierto grado de coordinación con el resto de los países en la introducción de ciertos impuestos para evitar la aparición de desventajas competitivas y la deslocalización de ciertas tareas, con el consiguiente impacto negativo sobre la actividad económica desarrollada en nuestro país y, por tanto, sobre los ingresos fiscales", explican.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba