Economía

Las mamparas instaladas en El Corte Inglés o Carrefour buscan hacer negocio en los restaurantes

El éxito de estos artículos durante la pandemia en los supermercados hace que el pequeño comercio y la hostelería se conviertan en el próximo objetivo de los fabricantes

Una cajera atiende en el supermercado tras una mampara
Una cajera atiende en el supermercado tras una mampara

Son muchos los comercios que desde hace semanas se han lanzado a comprar mamparas protectoras para colocar en sus mostradores y cajas. Los primeros fueron, claro, las grandes cadenas de supermercados, que han permanecido abiertas desde que se declaró el estado de alarma. Carrefour, Alcampo o los supermercados e hipermercados de El Corte Inglés son algunas de las que ya hicieron sus adquisiciones en su día; a ellas se suma ahora el pequeño comercio, las grandes cadenas o los restaurantes, que preparan sus locales para cuando les toque abrir las puertas.

“La semana siguiente del estado de alarma se dispararon las ventas de estos productos”, afirma Alfonso Sebastián, director general de Grupo OM. Su empresa ha sido la responsable de colocar este tipo de material en las cajas de las tiendas de alimentación de El Corte Inglés y Alcampo, entre otros. 

“Las zonas de protección han ido mutando. En un principio la demanda de estos productos tenían como objetivo la línea de caja, ahora se está empezando a colocar las mamparas de protección en secciones como la pescadería donde el cliente tiene contacto directo con el producto”, detalla el ejecutivo del Grupo OM. 

Su empresa cuenta con un catálogo de nueve tipos de mampara para colocar en las diferentes zonas de supermercados, pero también para restauración, mostradores de atención al cliente u oficinas. “Además, estamos haciendo una batería de soluciones para dispensar al cliente materiales de protección (guantes, gel desinfectante, toallitas desinfectantes) de modo ordenado a la hora de entrar al establecimiento y también de cara al empleado, para que se pueda dispensar fácilmente materiales de protección antes de atender a los clientes”, apunta Alfonso Sebastián.

Una preparación exprés

Así las cosas, en las últimas semanas, han proliferado negocios especializados en este tipo de protecciones para los comercios. Una realidad que ha obligado a los comerciantes a hacer una preparación exprés para diferenciar una mampara de otra y escoger la más adecuada para su local.

En una de las compañías que se dedican a la venta de este material consultadas por este periódico, Rotulowcost, señalan incluso en su web que, debido al desabastecimiento actual de metacrilato por la alta demanda, las medidas entregadas pueden diferir unos centímetros de los solicitado "por razones de optimización del material". 

El Gobierno las recomienda

No obstante, la instalación de mamparas no es obligatoria, explican desde el Gobierno, aunque sí que se ha recomendado su utilización. En concreto, según el protocolo y guía de buenas prácticas que el Ejecutivo envió este domingo a los comerciantes, queda recogido que en los puntos de información y de atención al cliente y en las cajas "se instalarán mamparas de plástico o similar, rígido o semirrígido, de fácil limpieza y desinfección", de forma que, una vez instalada quede protegida la zona de trabajo, procediendo a su limpieza en cada cambio de turno.

En la misma línea, el Gobierno apunta a que, si no fuera posible la instalación de mamparas, el personal de caja y atención al público llevarán sobre la mascarilla una pantalla facial protectora de toda la cara, adecuada a la actividad que van a desarrollar.

La misma guía recoge, además, que la distancia entre vendedor y cliente será de al menos 1 metro cuando se cuente con elementos de protección como mamparas o pantallas faciales de protección, o de 2 metros sin estos elementos, durante todo el proceso de compra, así como en las zonas de atención y de pago.

Los hosteleros las rechazan

No obstante, este documento elaborado por el Gobierno atañe al establecimiento "físico y no sedentario" (tiendas de ropa, comercios al por menor, etc.), no así a los locales de hostelería, de cuyas medidas se encarga el área de Turismo.

En su caso, en el documento propio que han elaborado, a la espera de recibir la luz verde del Ejecutivo, los técnicos del sector hostelero no mencionan siquiera la instalación de mamparas, que consideran innecesarias si se respetan las distancias de seguridad. "Quien quiera puede instalarla, pero nosotros no vamos a recomendarlas si no lo hace Sanidad", explican desde Hostelería de España, la patronal que engloba a 300.000 bares y restaurantes españoles.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba