Empresas

Golpe a Vodafone, DLA Piper, y el abogado del año, Juan Picón: "Se van a cagar"

Vodafone demandó al expresidente de Ono, José María Castellano, la exconsejera delegada, Rosalía Portela, y el exdirector financiero, Carlos Sagasta, reclamándoles 140 millones de euros tras la venta de la compañía española a Vodafone, por 7.200 millones de euros

Sede de Vodafone.
Sede de Vodafone. GTRES.

Revolcón serio para Vodafone, DLA Piper, y el abogado del momento, Juan Picón. El Juzgado Mercantil número tres de Madrid comunicó ayer jueves sentencia en la que desestima la demanda presentada por la operadora británica contra los que fueran los principales ejecutivos de Ono, José María Castellano (expresidente), Rosalía Portela (exconsejera delegada), y Carlos Sagasta,exdirector financiero. Un revés judicial que podría tener consecuencias financieras y reputacionales nefastas para los partícipes en la demanda.

Tras la compra de ONO por Vodafone, en 2014, una operación valorada en 7.200 millones de euros, afloró una sanción de la Agencia Tributaria a la compañía española, de casi 70 millones de euros, por fraude del IVA en el área internacional. Ante ello, la multinacional británica paralizó el pago pendiente de un bonus para Castellano, Portela, y también el exdirector financiero, Carlos Sagasta, de casi 30 millones de euros para los dos primeros, y de más de 15 millones para el tercero.

José María Castellano, expresidente de Ono.
José María Castellano, expresidente de Ono. Efe.

Vodafone, representado legalmente por el despacho DLA Piper, también presentó demanda en el juzgado mercantil solicitando el resarcimiento del daño causado derivado de la sanción tributaria impuesta, sosteniendo que los demandados, con la intención de obtener la remuneración pactada con la empresa para el caso de que tuviera lugar la salida a Bolsa o la venta, alentaron el aumento de actividad de un área de negocio internacional, eliminando los controles sobre la misma, lo que provocó que ésta se viera envuelta en una trama de fraude de IVA.

Juan Picón trabajó para Ono como secretario no consejero, y después logró para DLA Piper el contrato de venta a Vodafone

Vodafone estimaba en 140 millones de euros el daño ocasionado por Castellano -expresidente de Novagalicia, exvicepresidente de Inditex-, Portela y Sagasta a la compañía; de esa cantidad, la operadora calculaba que 50 millones correspondían al supuesto daño reputacional causado.

La sentencia conocida ayer, que no es firme y previsiblemente será recurrida, condena al pago de las costas a Vodafone y absuelve a los tres exejecutivos de Ono. El pago de las costas deberá producirse una vez sea firme la sentencia, y la cantidad que tendrá que pagar Vodafone por este concepto se estimará en la fase de ejecución, siendo un porcentaje de la cantidad reclamada (de 140 millones de euros).

Se trata de la segunda derrota judicial en este caso para Vodafone. El pasado mes de junio el Juzgado de Primera Instancia número 62 de Madrid dio la razón a José María Castellano, en su demanda contra Vodafone por el impago del bonus pendiente cercano a 30 millones de euros. Y vienen en camino otras dos derrotas: la sentencia conocida ayer condiciona previsiblemente las sentencias pendientes en los juzgados que estudian las demandas presentadas contra Vodafone por el impago de los bonus a Portela y Sagasta.

El pago de las costas será un porcentaje de los 140 millones de euros reclamados por Vodafone

Además del daño financiero que afronta Vodafone por estas derrotas judiciales, el grupo se arriesga a que el regulador del mercado de Estados Unidos, la SEC, y también el de Londres, le saquen los colores en el caso de que la compañía no hubiera informado a sus accionistas debidamente del daño reputacional y del dinero que podría suponer este litigio en España.

También DLA Piper y su expresidente, Juan Picón, salen mal parados. El bufete británico no sólo ha representado legalmente en este caso a Vodafone, sino que elaboró el informe de compra de Ono para la compañía británica. Un contrato que consiguió Picón para su anterior despacho, y que supuso un hito para DLA Piper. El informe fiscal sobre Ono lo realizó una consultora distinta, KPMG, de acuerdo a las fuentes consultadas.

Picón, que trabajó para José María Castellano como secretario no consejero de Ono, abandonó el pasado mes de noviembre DLA Piper para presidir la filial del despacho estadounidense Latham & Watkins en España. En los últimos meses ha sido el abogado que más portadas de diarios especializados y económicos ha ocupado. "Juan Picón se ha involucrado mucho en todo el proceso; no ha firmado las demandas ni ha estado presente en los juzgados, pero ha sido la persona que ha liderado la representación legal de Vodafone", aseguran fuentes que han participado en el procedimiento. "Consiguió el contrato de la due diligence para DLA Piper en la compra de Ono, y es posible que le hayan pedido cuentas después por no haber detectado esa contingencia fiscal o por el elevado precio que se pagó", añaden.

Algunos de los profesionales de DLA Piper que han trabajado en el caso de Vodafone contra los exejecutivos de Ono han fichado en los últimos tiempos por otros despachos, además de Picón por Lathan & Watkins, por E&Y, dicen las fuentes consultadas.

También ha salido recientemente de DLA Piper el expresidente del Gobierno José María Aznar, que desde finales del pasado año era senior advisor del bufete, fichaje que fue promovido por Juan Picón; hace dos meses Aznar se incorporó a Lathan & Watkins como asesor internacional.

"Intentamos negociar con ellos varias veces", afirman dos fuentes cercanas a los demandados y que han participado en el proceso legal. "Pero el equipo de DLA Piper se negó en rotundo", recuerdan, "y lo hicieron con soberbia, asegurando que los demandados se iban a cagar, que tenían un informe de Deloitte demostrando la supuesta trama de fraude de IVA". Los despachos que han trabajado en la defensa de Castellanos, Portela y Sagasta han sido Life Abogados y Pérez Llorca.

"Juan Picón es abogado mercantil, no procesal, él no ha participado en las demandas contra los exejecutivos de Ono", dicen fuentes cercanas al presidente en España de Latham & Watkins. "No asumiría un riesgo reputacional en un caso procesal como este", señalan, y advierten que en todo momento fue Vodafone, sus máximos ejecutivos a nivel mundial, la que optó por no negociar ningún acuerdo.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba