Aceite de oliva

Consumidores se pasan al aceite de semilla por el alza del 20% en el virgen extra

Así lo indica el informe trimestral de Deóleo, que asegura que España es el único país que está manteniendo reservas para evitar más subidas de precios.

Consumidores se pasan al aceite de semilla por el alza del 20% en el virgen extra
Consumidores se pasan al aceite de semilla por el alza del 20% en el virgen extra

La subida de precios del 20% en el aceite de oliva virgen extra en el último año, un alza de casi un euro por litro, está moviendo a muchos consumidores españoles hacia los más baratos aceites de semillas. En esta primer trimestre del año, coincidiendo con la recogida del fruto y el inicio de la campaña de producción, un 6,7% del consumo se ha evaporado, pasando de 70,4 a 65,7 millones de litros según Nielsen.

Estos datos han sido dados a conocer por Deóleo en la información intermedia adjunta a sus resultados trimestrales. Esta caída de consumo solo ha afectado a los españoles, más sensibles al factor precio, mientras que en los siguientes dos mercados más importantes para la marca, Italia y Estados Unidos, el consumo ha subido un 2,8% y un 2,5% a pesar de la tensión en los precios. Per cápita, tanto Italia como Estados consumen mucho menos aceite de oliva que el consumidor español, y raramente para freír sino sobre todo para condimentar.

Las almazaras y la industria acumulan 666.584 toneladas, lo que podría contener los precios

Sin embargo, las almazaras y la industria vienen acumulando importantes cantidades de 666.584 toneladas en marzo. Esto supone que "España es el único productor que mantiene existencias en cantidades razonables lo que, hasta que avance la campaña y se tenga más visibilidad sobre la futura cosecha, está ayudando a soportar este escenario alcista" en los precios.

Por su parte, el aceite de oliva lampante, el de más acidez y que tiene otro tipo de usos aparte del alimentario, también se ha encarecido enormemente: un 28,6% en un año.

Pérdidas en Deóleo

Por otra parte, la empresa ha señalado que su desempeño en el trimestre ha sido "satisfactorio" pero a pesar de todo ha seguido perdiendo dinero, acumulando un nuevo trimestre en números rojos después de que en 2016 perdiera 179 millones de euros y entrara en causa de disolución.

Para la compañía, el resultado es bueno ya que el ebitda ha crecido un 23% hasta 11,9 millones de euros. Los gastos no recurrentes se han conseguido reducir y colocar en 5 millones de euros "como consecuencia del ERE en España".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba