El Corte Inglés

Varias demandas entre la familia de Isidoro Álvarez alejan la paz de El Corte Inglés

Varios de los socios de El Corte Inglés mantienen algunos frentes judiciales abiertos, derivados del testamento de Isidoro Álvarez y de la gestión de su herencia

Dimas Gimeno (izda), Marta y Cristina Álvarez Guil y Florencio Lasaga.
Dimas Gimeno (izda), Marta y Cristina Álvarez Guil y Florencio Lasaga.

Varios meses después de que Dimas Gimeno fuera cesado como presidente de El Corte Inglés, como consecuencia, por un lado, del desacuerdo con su gestión del resto de los socios de la compañía y, por otro, del conflicto familiar que mantiene con sus primas, también accionistas, los descendientes de Isidoro Álvarez mantienen varios litigios en los tribunales. Estas causas derivan del testamento del antiguo líder de los grandes almacenes y de las diferencias existentes entre sus herederos.

La vista más cercana en el tiempo se celebrará el próximo 21 de marzo y tiene que ver con las dos denuncias que interpusieron María Antonia Álvarez y César Álvarez -madre y tío de Gimeno- hace unos meses, por su desacuerdo con la reestructuración que se realizó de la sociedad Cartera de Valores IASA en noviembre de 2016, que implicó una reducción de capital de 120 millones de euros.

Esta operación salió adelante con el voto favorable de las hermanas Álvarez Guil, que acumulan el 69% de las acciones de esta empresa, de la que Dimas Gimeno, María Antonia Álvarez y César Álvarez son socios minoritarios.

Hay que tener en cuenta que Cartera de Valores IASA aglutina el 22% de los títulos de El Corte Inglés,lo que le convierte en el segundo accionista con más fuerza, por detrás de la Fundación Ramón Areces.

Más madera en IASA

Para el 25 de marzo está fijada la audiencia de otro de los litigios que mantienen el 'clan Gimeno' y las hijas adoptivas de Isidoro Álvarez, según señalan fuentes conocedoras del procedimiento. En este caso, el motivo de la discordia es una "reasignación de deudores" que se realizó hace unos meses en IASA.

En concreto, los denunciantes solicitan la anulación de una operación que realizaron las hermanas Álvarez Guil, por la que transmitieron unas deudas que mantenían a título particular con Cartera de Valores IASA a una de sus sociedades. A juicio de los demandantes, el hecho de que las propias acreedoras dieran el visto bueno a la operación supone una vulneración de los derechos de los accionistas minoritarios, que están en desacuerdo con este movimiento.

Otro de los pleitos que están pendientes de resolución -en este caso, el proceso es civil y no mercantil- es el relacionado con la reclamación de 5 millones de euros de la herencia de Isidoro Álvarez que María Antonia Álvarez, considera que no ha recibido por una modificación fraudulenta de su testamento.

Según detalló Efe en septiembre, la parte demandante pone en duda el proceso de convivencia previo a la adopción, así como determinados aspectos de la situación económica de ambas, cuya palabra es actualmente clave en el devenir de El Corte Inglés.

Tal y como ha informado este miércoles El Confidencial, el juzgado número 46 de Instrucción de Madrid ha sobreseído recientemente la querella que Dimas Gimeno había interpuesto contra el exjefe de Seguridad de El Corte Inglés, Juan Carlos Fernández-Cernuda y dos de sus familiares por tres presuntos delitos de administración desleal, delito societario y corrupción en los negocios.

El juez no ha observado ningún indicio de que se hayan cometido esos ilícitos, de ahí que haya archivado el caso.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba