Empresas

Victoria independentista, caída del Ibex: la bolsa pierde un 1,27%

Una victoria independentista o la ausencia de un claro vencedor en las elecciones de hoy previsiblemente incidirá de forma negativa en la Bolsa española. Hasta el 1 de octubre las principales compañías cotizadas catalanas estaban viviendo un año dulce

Interior de la Bolsa de Madrid.
Interior de la Bolsa de Madrid. Efe.

La bolsa ha reaccionado este viernes a las elecciones catalanas. El Ibex 35 suaviza las pérdidas del inicio de sesión, aunque cae un 1,27% tras los primeros movimientos, por el resultado electoral. El selectivo resta 130,9 unidades y se coloca en 10.174 puntos después de los primeros minutos de cotización, con lo que las ganancias que suma desde comienzo de año se reducen hasta el 8,81%.

Desde anoche se barajaban tres posibles escenarios políticos, tres probables escenarios bursátiles. Una clara victoria de las fuerzas políticas constitucionalistas en las elecciones que se han celebrado jueves en Cataluña previsiblemente se traducirá en sesiones de fuertes subidas en la Bolsa española. Una victoria contundente de los partidos independentistas provocará caídas. Y la ausencia de un claro vencedor, que supondrá el mantenimiento de la incertidumbre política, generará una reacción de cautela por parte de los inversores.

El 2017 estaba llamado a ser el mejor para la Bolsa española desde los primeros años de la crisis. El pasado mes de mayo el Ibex superó el nivel de los 11.000 puntos, algo que no lograba desde verano de 2015. La constatación de la recuperación de la economía española, el mantenimiento de la política expansiva y de ayudas del Banco Central Europeo, el precio del petróleo… eran factores que invitaban a pensar en que este año podría superarse la cota de los 11.750 puntos alcanzado por el índice español en abril de 2015. Pero el aumento de la tensión política en Cataluña lo ha cambiado todo.

Hasta el día en el que Cataluña celebró el referéndum ilegal por la independencia, el 1 de octubre, la Bolsa pasaba ampliamente del procés. Aunque el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, puso ya fecha para la consulta en octubre de 2016, los inversores no se inmutaron hasta que vieron con sus propios ojos que el envite de las fuerzas independentistas iba en serio.

El 155 y los cambios de sede previsiblemente amortiguarán el golpe que puedan darse en Bolsa las compañías catalanas cotizadas

Desde el 1 de octubre, Cataluña marca la evolución de la Bolsa española, que ha reaccionado con caídas y subidas al son de las decisiones de Carles Puigdemont y de Mariano Rajoy. Cuanto más se acercaba la posibilidad de una declaración unilateral de independencia, peor reaccionaba el mercado; y mejor cuando recibía señales de que la incertidumbre política podía disiparse.

El Ibex vivió el 4 de octubre la peor sesión del año dejándose un 2,85%, la mayor caída desde el 24 de junio de 2016, cuando se conoció el Brexit y perdió un 12,35%. El selectivo índice español comenzó el mes de noviembre con diez sesiones consecutivas de pérdidas, igualando la peor racha de su historia de principios de diciembre de 2015 y perdiendo el nivel de los 10.000 puntos.

La menor tensión política en Cataluña tras la aplicación del 155 y el avance de la reforma fiscal de Donald Trump en Estados Unidos permitieron a los valores españoles cotizados recuperar terreno a principios de este mes. El Ibex vivió su mejor racha desde mayo durante los primeros días de diciembre alcanzando los 10.300 puntos.

El Ibex ha subido hoy jueves un 0,95% con Ferrovial como valor estrella

En las jornadas previas a las elecciones de hoy 21 de diciembre, los inversores en Bolsa han sido cautos, a la espera del resultado. En la sesión de hoy jueves, el Ibex ha subido un 0,9% superando el nivel de los 10.300 puntos y siendo Ferrovial, Caixabank, y Arcelor las compañías que han experimentado una mayor revalorización, del 2,83%, 2,15% y 1,93.

La aplicación del artículo 155 y el traslado de la sede de Barcelona de las mayores cotizadas catalanas previsiblemente amortiguará el golpe que el valor en Bolsa de estas compañías pueda sufrir por una victoria de las fuerzas políticas independentistas.

En todo caso, es probable que la incertidumbre política se mantenga en mayor o menor grado a partir de que se conozcan los resultados electorales y que la misma tenga su reflejo en Bolsa. Si entre finales de marzo y principios de abril del próximo año no se ha conseguido elegir al presidente de la Generalitat, se convocarían nuevas elecciones.

Sensibles a Cataluña

Las compañías españolas cuyo valor en Bolsa es más sensible a la actualidad política catalana son aquellas que tienen un mayor volumen de negocio en la región, las que más vínculos históricos tienen, así como las relacionadas con el sector turístico.

Caixabank, Sabadell, Gas Natural y Abertis, las mayores compañías catalanas cotizadas, han vivido un año dulce en cuanto a la evolución de su cotización y el desarrollo de su negocio. Las cuatro dejaban atrás al inicio del año la peor crisis económica vivida en la España democrática, presentando los mejores resultados de los últimos ejercicios, habiendo limpiado buena parte de la herencia inmobiliaria de la crisis y afrontando operaciones corporativas de gran calado. Pero el 1 de octubre lo cambió todo.

BBVA, IAG y Meliá son las cotizadas españolas no catalanas que más sufren en Bolsa por la crisis institucional en la Comunidad Autónoma

Caixa y Sabadell estaban viviendo un año razonablemente tranquilo y muy bueno en cuanto a evolución en Bolsa y resultados hasta el 1 de octubre. Sabadell disfrutó en marzo de su mejor mes en Bolsa desde 2012. Caixa anunció a principios de año un beneficio de 1.047 millones en 2016, el mejor desde 2011, y a finales de julio presentó unas ganancias semestrales de 839 millones, un 31,6% más.

Gas Natural y Abertis han estado centradas durante el año en operaciones corporativas trascendentales para su negocio y accionariado. El grupo energético estrenó hace un año nuevo accionista, el fondo estadounidense GIP, que se hizo con un 20% que vendieron Repsol y Caixa; durante este ejercicio el conflicto en Colombia por la intervención de su filial Electricaribe ha requerido gran parte de la atención de la multinacional española. Abertis por su parte asiste a la guerra de opas lanzadas por la italiana Atlantia y ACS, lo que ha evitado que la actualidad política catalana incida sobre su cotización.

BBVA, Meliá e IAG son las compañías españolas no catalanas cotizadas con mayor exposición a las noticias del procés y del 155.

IAG fue el valor que más perdió del Ibex al caer un 6,26% el día de la declaración unilateral de independencia. La aerolínea hispanobritánica sufre como ninguna otra la posibilidad de que los mercados en los que opera empequeñezcan o que caiga en ellos el turismo. El día del Brexit, IAG perdió el 26,86% de su valor en Bolsa.

Meliá, la mayor cadena hotelera española por valor de activos, tiene ocho hoteles en Cataluña, seis de ellos en Barcelona. Al igual que IAG, el valor en Bolsa de Meliá cae por menores previsiones de llegadas de turistas. Y también por la posibilidad de que se cancelen eventos multitudinarios, ya sean deportivos, conciertos, o celebración de congresos (como el Mobile World Congress o el Salón Inmobiliario de Barcelona).

BBVA ha incrementado en los últimos años su presencia en Cataluña. En 2012 adquirió Unnim –fruto de la fusión de Caixa Terrassa, Sabadell y Manlleu- y Catalunya Banc entre 2014 y 2015. En la actualidad cuenta con cerca de 2,8 millones de clientes en Cataluña.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba