Empresas

El otro accionista rebelde culpa a Gimeno de hacer "ingeniería contable" al dar entrada al jeque

Cartera Mancor (10%), que se destapa como el otro accionista rebelde de El Corte Inglés, ha votado también en contra de la entrada del jeque catarí y considera que "la fórmula jurídica [para facilitar que este inversor tome un 10%-12,5%] puede obedecer a razones más de ingeniería contable que de beneficios para la sociedad".

El presidente del Corte Inglés, Dimas Gimeno, y el ex primer ministro de Qatar, Sheikh Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani.
El presidente del Corte Inglés, Dimas Gimeno, y el ex primer ministro de Qatar, Sheikh Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani. EFE/Wikicommons

Vozpópuli ha tenido acceso en exclusiva a las actas del consejo de administración que El Corte Inglés celebró el pasado 10 de julio, que analizó y aprobó la operación por la que el multimillonario jeque Sheikh Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani se hará con entre el 10% y el 12,5% del capital del grupo por unos 1.000 millones de euros. 

En ese consejo no sólo Corporación Ceslar, accionista con un 10% del capital, votó en contra de la operación, tal y como adelantó este diario en exclusiva, al considerar que ésta supone una pérdida de valor del grupo y se ha negociado con absoluta opacidad de espaldas al resto de accionistas. También Cartera Mancor, que controla otro 10% de El Corte Inglés, se opuso a la operación, tal y como queda reflejado en el acta del consejo.

La consejera García Peña entiende que el colchón financiero firmado con los bancos "no ha sido suficiente" y duda de la capacidad del grupo para cumplir los compromisos con los acreedores

"El consejero Cartera Mancor expresa su deseo de que conste en acta la siguiente explicación de su voto negativo [a la entrada del jeque catarí]. En consejos anteriores que hicieron referencia a la refinanciación se indicó que esta operación de refinanciación dotaba a la sociedad de suficiente colchón para superar la crisis y vivir tranquila en un periodo de 8 años".

Así hace constar el accionista representado por Paloma García Peña en el consejo su negativa a dar el 'sí' a la llegada del ex primer ministro de Qatar, al entender que de poco ha servido el acuerdo firmado a finales de 2013 con 27 bancos acreedores por valor de 4.900 millones de euros para garantizar la viabilidad futura de la compañía. 

"Dada la urgencia de aprobación de esta operación [acuerdo con el inversor catarí] entiende que ese colchón no ha sido suficiente y manifiesta su preocupación por llegar a alcanzar en el tiempo estipulado los compromisos financieros que adquirimos con este contrato [de refinanciación]". De esta guisa, Cartera Mancor muestra ante el resto de consejeros su preocupación sobre la capacidad del gigante de la distribución para cumplir con los compromisos sellados con los 27 bancos hace ya casi dos años.

"La citada operación puede tener problemas para el futuro no siendo suficientemente clara", alertó Cartera Mancor en julio

Pero la consejera García Peña va más allá y afirma que "la citada operación, desde su punto de vista, puede tener problemas para el futuro no siendo suficientemente clara y entendiendo que la fórmula jurídica puede obedecer a razonas más de ingeniería contable que de beneficios para la sociedad, prefiriendo una fórmula más directa que reduzca las compensaciones e incremente la participación del inversor en la sociedad", recoge el acta del consejo.

Mancor coincide con Ceslar en que la operación se ha llevado con bastante opacidad y falta de transparencia por el presidente del grupo, Dimas Gimeno, y su equipo gestor. Los accionistas recibieron el borrador del acuerdo del contrato con el jeque en la tarde del jueves 9 de julio, pocas horas antes de la celebración del consejo que lo aprobó con el voto favorable del 80% del capital y el contrario del 20% restante.

Ceslar ha denunciado el pago de extrañas comisiones no justificadas (El Corte Inglés pagó 17 millones de euros a la sociedad singapurí Noganoir Capital, de la que se desconoce sus titulares] y Mancor cree que Gimeno y su equipo han hecho "ingeniería contable" para que el jeque dé al grupo un préstamo de 1.000 millones de euros a cambio de tomar un 10%, que podría elevarse a entre el 12,5% y 15%, dentro de tres años.

La Junta de accionistas que celebra el grupo el próximo domingo será determinante para calibrar la fuerza de los dos accionistas díscolos

La guerra interna en el seno del accionariado de El Corte Inglés es ya un secreto a voces y el momento para pulsar cómo están los ánimos y las intenciones de los dos accionistas rebeldes (Ceslar y Mancor) será el próximo domingo día 30. Ese día se celebra la junta de accionistas del grupo y en ella se votará el cambio de estatutos para eliminar el derecho de suscripción preferente que tienen los accionistas sobre la autocartera, dado que ésta (ahora en el 13%) tendrá que pasar a manos del inversor catarí.

Tanto Ceslar como Mancor votaron en contra de este cambio de estatutos en el consejo del 10 de julio y ahora en la junta podrán volver a escenificar su posición al respecto. También el próximo domingo, El Corte Inglés tiene previsto habilitar un nuevo sillón en el consejo para que pueda sentarse el millonario emiratí.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba