Empresas

Deóleo intentará fomentar el fin de las aceiteras en los restaurantes

Una normativa apoyada por la Unión Europea y en vigor desde noviembre de 2013 obliga a los establecimientos de la UE a quitarlas, pero apenas se cumple.

  • Aceitera rellenable en un bar
    Aceitera rellenable en un bar
  • Aceitera rellenable en un bar
    Aceitera rellenable en un bar EUROPA PRESS

¿Ha comido recientemente en un restaurante o bar? En ese caso, ¿le han puesto la tradicional juego con una aceitera, vinagrera, salero y pimentero? Si es así, ese establecimiento estaría incumpliendo un real decreto publicado en el BOE que prohíbe las aceiteras rellenables en bares y restaurantes desde finales de 2013. Se redactó por iniciativa europea con el objetivo de mejorar la imagen del sector asegurándose de que todo aceite consumido lleve su etiqueta y sea trazable. La norma también se incumple de forma habitual en Italia, el segundo gran mercado aceitero.

En desequilibrios como éstos se ha querido centrar Deóleo, cuyos CEO y presidente (Manuel Arroyo y José María Vilas) presentaron este martes su plan estratégico, el que han denominado como 'el nuevo Deóleo', y que publicaron en CNMV. La empresa aceitera impulsará una campaña de comunicación para fomentar el uso de botellas irrellenables en la restauración, tal y como manda la ley. A través de la interprofesional del aceite, se apostará por campañas de comunicación aunque no se esá pensando en tomar otro tipo de medidas legales.

La empresa dueña de marcas como Koipe, Carbonell o Bertolli lleva años muy malos, en los que Mercadona y otros le han arrebatado la cuota de mercado en España

La empresa dueña de marcas como Koipe, Carbonell, Bertolli o Carapelli lleva años muy malos, en los que Mercadona y otros le han arrebatado la cuota de mercado en España. Una posición que dan por perdida, porque Vilas ha recalcado que Deóleo no va a competir con la marca blanca a precios bajos sino que buscará crear valor: "No es lo mismo ser un granelista o un vendedor de marca blanca que una compañía marquista".

Sin embargo, en España se dan circunstancias que no favorecen su negocio, o eso creen, y por ello Deóleo cree que hay que implantar "el sistema de trazabilidad italiano" que convierta a España en un referente. Por ello el pasado 9 de junio Deóleo se reunió con los ministerios de Agricultura español e italiano, autonomías y productores para pedirles que implanten este sistema que "conlleva registros y controles más exhaustivos". Este interés por aumentar la trazabilidad en el sector es en general visto con bastante escepticismo por la competencia de Deóleo, muchos de los cuales realizan marca blanca para supermercados y tienen un negocio basado en mayor cantidad y menor margen.

Intento de remontada

El sector esperaba con mucho interés el nuevo plan estratégico de la compañía, que está siendo cambiada de arriba a abajo por los nuevos dirigentes. Se ha traído a muchos directivos italianos y despedido a otros que llevaban varias décadas en la empresa. Se han eliminado referencias y marcas deficitarias. Se ha apostado más por el marketing y sobre todo se mirará en los mercados exteriores, especialmente Estados Unidos. Allí, el aceite de oliva goza de buena prensa y si es italiano, más todavía. Precisamente la española Deóleo tiene dos de las marcas transalpinas más reconocidas y que Jesús Salazar pagó en su momento a precios de oro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba