Compra del Popular

Botín encarga a BDO un informe clave para justificar el precio del Popular

BDO tiene la misión de poner en valor todos los activos comprados por Santander con Popular. Su tasación soporta también las pérdidas de 12.000 millones que presentará la filial este semestre. La valoración es provisional, ya que Santander tiene un año para hacer correcciones.

Ana Botín
Ana Botín EFE

Todo el sector de la auditoría española se ha tenido que involucrar con la crisis de Banco Popular y su venta a Santander. PwC ha sido su auditor en los últimos años. KPMG y EY realizaron trabajos complementarios de revisión para el cierre de cuentas de 2016. Deloitte hizo el famoso informe de valoración para el Frob europeo, la Junta Única de Resolución. Mazars está vigilando la integración para Bruselas. Y, ahora, Santander ha encargado a BDO un informe que valore Popular y justifique el precio de compra, según fuentes financieras consultadas por Vozpópuli. Desde la firma no quisieron hacer comentarios.

Según las mismas fuentes, BDO lleva ya tiempo con este encargo, que se produjo al poco de cerrarse la adquisición, el pasado 7 de junio. Desde entonces, la auditora ha trabajado a contrarreloj para darle una tasación provisional a Santander. De sus cálculos han partido alguna de las variables clave que se han aplicado a las cuentas del Popular, en un semestre en que registrará las mayores pérdidas en su historia: de más de 12.000 millones de euros, todavía por formular.

Así, el informe de auditoría semestral de Santander, firmado por PwC, pone de manifiesto que la entidad presidida por Ana Botín "ha contratado a un tercero para obtener una valoración independiente" de los activos y pasivos del Popular.

Además, el informe de PwC subraya que los trabajos internos de Santander, junto a los suyos y los de BDO, "confirmaron el enfoque de valoración preliminar de la dirección y de la asignación del precio de adquisición". Es decir, todo avala el precio pagado por Popular, que implicó indirectamente (la decisión fue de Europa) la pérdida de los accionistas y bonistas de la filial.

Letra pequeña

El consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, defendió la semana pasada el precio de compra de Popular: "Nosotros fuimos a una subasta con condiciones preestablecidas, y pusimos un precio. ¿Se podía pagar más? Nadie lo hizo. Pusimos 1 euro más 7.000 millones de ampliación de capital. ¿Hubiera evitado litigios pagar más? No lo creo. Somos responsables de nuestras decisiones y la Autoridad de Resolución de las suyas".

En su informe semestral, publicado este lunes, Santander da detalles sobre Popular que hasta ahora no eran públicos: las provisiones de los créditos ascendieron a 3.239 millones y las de los adjudicados a 3.806 millones.

Alfonso Osorio, presidente de BDO.
Alfonso Osorio, presidente de BDO. BDO

Las "reducciones de valor" de los fondos de comercio -Banco Pastor y software, principalmente- se elevaron hasta 2.469 millones. Y Santander da por irrecuperables 1.711 millones en créditos fiscales. Junto a ello, se imponen provisiones de 680 millones para pagar la compensación a los accionistas y bonistas del Popular, que podrán recuperar todo o parte de su dinero.

Todos estos ajustes, avalados por BDO, son los que justifican el precio pagado por Santander y están detrás de las pérdidas que anunciará Popular.

"Las valoraciones realizadas por el grupo son la mejor estimación disponible a la fecha de formulación de los presentes estados financieros intermedios, por lo que tienen carácter provisional y no se pueden considerar como definitivas", recuerdan los financieros del Santander en el informe semestral.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba