Caso Bankia

Los peritos del caso Bankia quieren revancha: piden intervenir por los correos

Nuevo enredo en el caso Bankia. Los dos inspectores del Banco de España que ejercen de peritos para el juez Andreu han pedido la vez para preparar su tercer informe. Tras dos años de disputas con la cúpula del regulador, tienen a su alcance la posibilidad de dirigir la investigación contra el Banco de España.

El inspector del Banco de España, Antonio Busquets, que ejerce de perito en el caso Bankia.
El inspector del Banco de España, Antonio Busquets, que ejerce de perito en el caso Bankia. Efe

Nuevo giro en el caso Bankia. Con la investigación en un momento álgido después de la aparición de los correos internos del Banco de España, han vuelto a escena los dos peritos que revolucionaron la causa hace ahora dos años. Son los inspectores Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras, peritos del juez Fernando Andreu, que han pedido intervenir de nuevo en el caso.

Quieren poner sobre la mesa un tercer informe pericial sobre el que caben dos opciones. La primera, y más probable, es que quieran cargar de nuevo contra la salida a bolsa y las cuentas, lo que sería un auténtico mazazo para los actuales imputados del caso Bankia y para el Banco de España, que indirectamente ha tirado por tierra todas sus conclusiones en los dos últimos años. La segunda opción, que descartan todos los involucrados en el caso, es que Busquets y Nogueras hayan decidido retractarse y vean ahora correcta toda la operativa en torno a Bankia en 2011 y 2012.

Inicialmente, el juez Andreu ha dado el visto bueno a la petición de los peritos, aunque todavía no hay providencia al respecto. Fuentes judiciales consultadas por Vozpópuli se muestran sorprendidas porque hayan sido los propios peritos los que han sugerido al juez su voluntad de intervenir de nuevo en el caso.

Son dos los puntos sobre los que quieren opinar los peritos. El primero, los correos internos del Banco de España, que pusieron de manifiesto que el regulador sabía que el grupo BFA-Bankia sería inviable si el banco salía a bolsa en julio de 2011. Esto ha motivado una petición de imputación por parte de la acusación popular, el sindicato CIC, contra el exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el actual subgobernador, Fernando Restoy (entonces vicepresidente de la CNMV), y otros seis altos cargos del regulador.

Los peritos quieren opinar sobre los correos internos del Banco de España y el informe de Bankia sobre las genéricas

El hecho de que el Frob, a través de un abogado del Estado, no se haya opuesto a la solicitud, es un mal presagio para Ordóñez y el resto. Aun así, todo apunta a que la Fiscalía se volverá a oponer a esta medida como antes de verano, ya que, como expuso entonces, no ve que un regulador pueda ser imputado por el delito de estafa, que sólo es atribuible a los administradores de la sociedad.

Queda por ver qué hará el juez Andreu, si alinearse de nuevo a las líneas marcadas por Anticorrupción, o esperar a la opinión de los peritos sobre los correos. De ser así, los peritos tienen en su mano una venganza contra la cúpula del Banco de España, pudiendo abrir un nuevo frente del caso Bankia sobre la responsabilidad del regulador en la fusión de las siete cajas, la salida a bolsa y posterior caída de la entidad entonces presidida por Rodrigo Rato.

Último año de investigación

El segundo punto que quieren desgranar Busquets y Nogueras es el informe de Bankia sobre las provisiones genéricas. Éste es el principal motivo de discusión del caso en los últimos dos años. El primer informe de los peritos, que motivó que Bankia devolviera todo el dinero de su salida a bolsa a los pequeños inversores, estableció que la entidad no tenía provisiones genéricas en julio de 2011 con las que hacer frente a deterioros ocultos.

Tras una oleada de recursos y contrainformes (entre ellos del Frob, con asesoramiento del Banco de España), los peritos tuvieron que preparar una segunda pericial. En ella sí que reconocieron las genéricas, pero negaron que se pudieran usar para el agujero inmobiliario que tenía Bankia antes de la salida a bolsa. Ahora tendrán que refrendarse en esta opinión o dar nuevas explicaciones, ya que tanto el juez Andreu como la Fiscalía consideran que es un aspecto clave antes de cerrar la instrucción.

La existencia o no de provisiones genéricas es clave para determinar si hubo estafa en el caso Bankia

Este nuevo enredo hace que la conclusión del caso Bankia se vaya a prolongar más de lo previsto. La causa se declaró compleja en junio, con lo que el juez Andreu tiene hasta finales de 2017 de plazo. Aun así, tanto el magistrado como el fiscal quieren sellar la investigación mucho antes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba